sábado, 19 de marzo de 2016

Ajedrez: el provincial de 1980 en Las Palmas

Provincial de Las Palmas de 1980.


             1.-Tras Marrero Portugués... ¿los hombres de Marrero?.-
                Tras la dimisión de Juan Marrero Portugués como presidente de la Federación en 1979 acababa la larga etapa federativa iniciada en 1961. Una etapa que cuando se apagaran las guerras sería calificada, con todos sus defectos, de edad de oro del ajedrez grancanario. Pero ahora, el enfrentamiento que había mantenido el ex presidente de la Federación y ex director gerente de la Caja  con las nuevas autoridades de propia la Caja de Ahorros y el  político Lorenzo Olarte había volado los puentes entre la Caja y el mundo del ajedrez, con graves recortes presupuestarios. Marrero se había hecho fuerte en la Federación Nacional como vocal, pero en lo provincial había que restablecer puentes con la entidad financiera, lo que implicaba  también la salida del poderoso secretario general de Marrero Portugués, su mano derecha Juan Rafael Betancor.
 Había que poner caras nuevas - aunque en realidad no fueran tan nuevas- al frente de la Federación: Juan Pedro Domínguez en la presidencia, y y Andrés Armas "menroco" como secretario. Para la oposición, en la que el líder en la sombra era el MI José Miguel Fraguela, la nueva plancha no era sino puro continuismo de la etapa de Marrero Portugués, y se aprestó a una labor de desgaste a veces callada y a veces vociferante, que culminaría en 1984, cuando al frente de la Federación estuviera ya Augusto Menvielle y éste, harto de tantos problemas, presentara la dimisión (ver el artículo sobre el provincial de 1984, de futura redacción).
2.Previa al provincial.-
                  La nueva Federación comandada por Domínguez puso en marcha con pocos recursos y mucho entusiasmo los torneos de las categorías, lo que condujo con cierto retraso a celebrar un nuevo  provincial, disputado a partir de abril de 1980. El torneo de la máxima categoría había entrado en decadencia respecto a los tiempos dorados de los años 70, cuando lo jugaban el MI Calvo, el MI Visier, Angel Fernández, Debarnot, Huguet, etc. Los foráneos se habían marchado cuando la mangera del dinero se secó, y en el panorama local tampoco había demasiado entusiasmo por este torneo de ya escasos o nulos premios. Sólo en 1982 se lograrían incentivos con el patrocinio de algunas firmas. Por ahora, los intentos de revitalizarlo no fructificaron. De los dos únicos MI canarios, Fraguela, muy metido en estos años en política, declinó jugar, y Pepe García Padrón sí lo hizo, pero en muy baja forma y alejado de los tableros  porque llegó a la isla prácticamente el mismo día de terminar su servicio militar en Jaca (Zaragoza). Para colmo, el "killer" de los provinciales, Augusto Menvielle, estaba destinado en Toledo todavía como delegado del M.O.P.U. Se contactó sin éxito con Angelito, el ex campeón de España, también retirado hasta su regreso a mediados de los 80, y con el fuerte preferente el arquitecto J.A. Valcárcel, que estaba en la misma situación:  ninguno accedió a jugar.

                Así las cosas, el torneo era cosa de unos pocos preferentes, del MI García Padrón que había cambiado -a la fuerza- las piezas de ajedrez por los fusiles, y de los clasificados en el previo torneo de primera categoría. En el torneo de primera categoría, había dominado claramente   la nueva generación que estaba llamando a la puerta: el joven Miguel Angel Almeida (¡16 años!) seguido de otro joven, Alfredo Brito. Se clasificaban en teoría sólo los cinco primeros para el provincial, pero dado que ya se especulaba con bajas entre los preferentes, podían repescarse más…
                Finalmente, precisamente los dos campeones, y a quienes más se quería ver en el provincial, Almeida y Brito, no pudieron jugar por razones de estudios, y dadas las bajas de preferentes, fueron invitados a jugar el provincial del tercero al octavo: Mary Pino García Padrón (quien en este mismo año se proclamaría campeona de España femenina en Reus), Francisco López Colón, que venía de jugar en Madrid, donde había conseguido categoría de preferente, el arquitecto Angel López Torné, el veterano Eligio Quinteiro, José Eliías Berciano, y el joven aruquense Santiago Sarmiento.  

Almeida gana el torneo de primera
Pregunto a Alfredo Brito por qué él y Almeida no jugaron ese provincial, para el que estaban brillantemente clasificados. ¿Estudios?

-Pues no lo recuerdo. La verdad es que creo que le dábamos prioridad al juvenil de esos años, y es posible también que influyeran los estudios, Almeida tenía 16 años, yo 17, y era ya abril, época en que estaba acabando ya el curso... Pero sí se que fuimos nosotros, junto a Julián Morales, de Lanzarote, quienes jugamos el campeonato de España en Lérida ese verano. Que ni siquiera era mi primer campeonato de España, pues había jugado ya el de 1979 en Torrevieja.

-En efecto, fuisteis los únicos representantes de Las Palmas en ese nacional.

                3. El provincial:

                a)Sede: No había dudas, el club de la Caja, sede de la propia federación.

                b)Fechas: Abril de 1980.
           c)Objetivos: Clasificar para el nacional. En teoría al menos. No se disputaba en este tiempo el regional con la provincia de Tenerife.
                d) Nómina: Finalmente participaron 12 jugadores, los preferentes José García Padrón (Maestro Internacional), Juan P. Domínguez, Juan Rafael Betancort, Pedro Lezcano, Octavio Pérez y Sergio Cabrera, y los jugadores de Primera ya citados. Había cierta tristeza en la nueva federación por no haber podido conseguir nómina más brillante, y porque se quedaran fuera incluso los dos primeros de la primera categoría. El provincial tenía pocos atractivos, escasos o nulos premios en una Federación depauperada, aunque el provincial fuera la “vedette” de los torneos, como la calificaba el cronista Armas.
                Juan Pedro Domínguez, Betancor y Lezcano representaban a la poderosa vieja guardia. Lezcano, el de mayor edad (60 años) confesaba que ahora competía con más ganas, y que quizá pudiera vencer por primera vez… Domínguez con su clásico optimismo se proclamaba favorito, sin que hubiera lugar al grave fallo ante Octavio que le había privado del título en la última ronda del torneo del año anterior,  García Padrón admitía que estaba en baja forma, Octavio Pérez que intentaría reeditar el título del año anterior, y Betancor (38), siempre cerebral, se limitaba a señalar que eran muchos los favoritos…  
                Como contrapeso a la vieja guardia figuraban los juveniles ya bien formados Sergio Cabrera y Octavio Pérez, que junto con el profesor Paco López Colón destacaban como los más serios rivales. Los demás primeras eran figurantes jóvenes aún en formación como el aruquense Santiago Sarmiento (futuro MF), la fuerte fémina Mary Pino García, que sin embargo no debería contar para el título en un torneo masculino de tanto nivel,  el histórico jugador de primera Quinteiro, etc.

                      Los jugadores hicieron una serie de declaraciones, como hemos visto:



                            




                Y el torneo fue un reflejo de las previsiones. Domínguez se colocó al mando durante muchas rondas, aprovechando la inesperada derrota de Betancor con Angel López Torné. Los demás no le inquietaban en exceso, aunque Sergio Cabrera y el primera López Colón confirmaban que eran los animadores del provincial. Octavio en cambio estuvo más difuminado, sin confirmar el gran torneo que había hecho el año anterior, cuando se proclamó campeón provincial. Al final, la postrera derrota de Juan Pedro con Sergio Cabrera, tras un grave error, permitió que el lanzaroteño Betancor se situara al mando, sin soltar ya la presa. Finalizaron los dos, Juan Rafael y Juan Pedro, empatados a puntos, decidiendo el Sonneborg para Betancor, que tras cesar en sus cargos federativos se habia recuperado como jugador, pues meses antes habia vencido en el I Torneo Corte Ingles. No obstante, este seria su ultimo provincial tras casi veinte años disputandolo.
                Tercero imbatido fue López Colón, que consiguió la categoría de preferente, y Sergio fue un gran puntal en el torneo, que fue mejorando conforme avanzaba el torneo. Ni él ni Octavio tuvieron problemas para mantener la categoría, como también lo hizo Lezcano, que jugó en un tono medio algo gris, quizá por debajo de lo que se esperaba del ímpetu que había manifestado Pedro en el "pre-partido".
                Por debajo de éstos, los jugadores de primera categoría jugaron conforme a su nivel.
1 Juan R. Betancort 8,5
2 Juan P. Domínguez 8,5
3 López Colón 7,5
4 Sergio Cabrera 7
5 García Padrón 6,5
6 Pedro Lezcano 5,5
7 Octavio Pérez 5,5
8 Ángel López 4,5
9 M" Pino García 4
10 Eligió Quinteiro 4
11 José E. Berciano 2,5
12 Santiago Sarmiento 2

Ascensos y descensos: Asciende López Colón, los demás mantuvieron su categoría.
El cronista Ildefonso Lasso hacía el resumen del torneo: “Tal como prometimos el pasado miércoles, vamos a hacer un más amplio balance de lo que fue la edición 1980 del Campeonato Provincial Individual, en el que se impuso Juan R. Betancort. si bien con igual puntuación que Juan P. Domínguez, al que suparó por escaso margen en el coeficiente de desempate. Hemos de empezar por decir que el evento no tuvo la categoría que esperaban darle los federativos de Las Palmas, pues por mucho que insisteron no se pudo contar con la participación del M.l. José M. Fragüela, ni con al M.N, Ángel Fernández, con lo que la categoría bajaba mucho. Además, jugadores jóvenes como Alfredo Bríto y Miguel A. Almeida, que hablan ganado el derecho a estar presentes en el «Provincial», denegaron su participación por razones de estudios cuando habla interés en verles competir con nuestras primeras figuras, de donde podían haber sacado una importante experiencia. Estas ausencias fueron cubiertas con jugadores como Eligió Quinteiro, José E. Berciano y Santiago Sarmiento, que si bien lucharon y hasta dieron más de lo que cabla esperar de ellos, no son figuras para devolver al Torneo la entidad que las ausencias ya indicadas hablan restado Con García Padrón en muy baja forma por su prolongada inactividad, y con el hasta entonces campeón provincial Octavio Pérez, con un juego muy irregular, acompañado de idénticos resultados, el Torneo se centraba en la lucha que podían ofrecer Juan P. Domínguez, Juan R. Betancort y Sergio Cabrera, pues Lezcano, si bien se mantiene siempre a muy buen tono no suele ser el jugador que dispute con fuerza el primer puesto en los torneos en que toma parte. Pero surgió un cuarto jugador, López Colón, que tiene acreditada en la Federación Castellana la categoría de Preferente, que también logró aquí en este evento, con un juego muy preciso y práctico, que superó una dificilísima primera mitad de Torneo —empatando con los seis preferentes canarios—, para a partir de ahí ir sumando puntos en cada confrontación que le llevaron a un primerísimo plano en la clasificación, con posibilidades de entrar en la disputa del titulo. Fue el verdadero animador del Torneo, y de él, a partir de ahora, caben esperar muchas cosas buenas para nuestro ajedrez. Betancort que sufrió un revés inicial ante López Torné, se mantuvo con muchos bríos a lo largo del torneo y, además, tuvo algo de suerte en algunas partidas en que sus contrarios —como García Padrón— erraron poniéndole el triunfo en bandeja. No obstante, su triunfo fue muy merecido y vaya desde estas líneas nuestra felicitación al campeón provincial, Juan P. Domínguez, que ambicionaba una vez más la conquista del tí- tulo provincial, tuvo éste al alcance de su mano hasta que incomprensiblemente perdió ante Sergio Cabrera en partida que ya contaba como victoria suya. En contrapartida, también se «encontró» con algún triunfo propiciado por errores del adversario. Ángel López, María del Pino García y Eligió Quinteiro. estuvieron en un tono bastante aceptable, con buenas partidas del veterano Eligió que mereció mejor clasificación. Santiago Sarmiento y José E. Berciano pagaron la «novatada» en este evento, ocupando las dos últimas plazas, si bien Berciano opuso tenaz resistencia a cada adversario, aplazando en algunas ocasiones ante nuestras primeras figuras. En definitiva, un Torneo que no fue malo, pero que pudo haber sido mejor, y del que salió como campeón provincial 1980 Juan R, Betancort. Todos los preferentes mantuvieron la categoría y además, López Colón obtiene esta categoría en la Federación de Las Palmas.”
            Al final, quienes acudieron a la semifinal del campeonato de España fueron por designación federativa tres jóvenes: precisamente los dos primeros del torneo de primera, Almeida y Brito, y el lanzaroteño J. Morales. De algún modo, la generación juvenil de Pepe García Padrón, Fraguela o Sergio Cabrera recibía el relevo en la nueva década por los nuevos juveniles, Carmelo Cuenca –que brillaría en el siguiente provincial-, Almeida, Brito, los hermanos Sarmiento, o Ernesto Solana.

                    Pregunto también a Ernesto Solana y Alfredo Brito por esa generación de nuevos valores emergentes, de la que ellos mismos formaban parte, alcanzando ambos, como los hermanos Sarmiento Braulio y Santiago títulos de MF y MI.

            -Ernesto Solana: Carmelo Cuenca fue el primer juvenil que destacó en los provinciales, de mi generación, pero Almeida y Brito eran tenidos por los más fuertes, Braulio Sarmiento le llamaba cariñosamente a Miguel Angel Almedida “el animal”, por su agresividad y la fuerza con que jugaba las partidas. Era muy chulo entonces, luego se suavizó, dominó “el animal” que llevaba dentro, yo al principio le tenía inquina por su chulería y porque era mejor que yo, pero luego nos hicimos muy amigos. Dejó el ajedrez, y más tarde regresó, pero ya no fue lo mismo.

             -Alfredo Brito: Almeida era un jugador muy fuerte, sí, en esos años seguramente el más fuerte junto conmigo. Era un jugador muy táctico, y estudioso, yo diría un adjetivo sobre él, "cabezota". Es decir, que si por ejemplo se le escapaba una posición en una partida, ibas luego a la tienda que tenía su padre, y te lo encontrabas allí con esa posición, pasando horas dándole vueltas... Preparaba mucho las partidas, era muy concienzudo, bastante teórico. En esos años rivalizábamos en los campeonatos juveniles, como te digo. Eramos muy jóvenes los dos, aún.


Partidas complementarias: las simultáneas.- Logicamente, la actividad del ajedrez este año no se limitó al provincial. Algunas empresas seguían apoyando el ajedrez, y ya estaba en marcha por ejemplo el torneo de El Corte Inglés, que llegaría a contabilizar 35 ediciones nada menos, hasta el 2015. Pero también se mantuvo el Torneo Internacional Ciudad de Las Palmas, pese a la reducción de las ayudas, y entre otras figuras participaron Sosonko, Geller y Petrosian, dando los tres varias simultáneas en junio, antes o durante la celebración del Internacional, en el club de la Caja, en el barrio de Tres Palmas, etc. Fueron simultáneas abiertas y sin reloj, a 30 jugadores cada uno.

También Bent Larsen seguía dejándose ver por Las Palmas, donde tenía aun casa, y en enero de este año ofreció una simultánea a la selección junior, en este caso con reloj.

Como vemos, ninguna de las simultáneas tuvo el realce de las antiguas, en que se enfrentaba el maestro a la selección de los mejores jugadores de Las Palmas.

En la simultánea de Larsen sólo logró vencerle un jugador, y pocos consiguieron tablas, entre ellos Ernesto Solana, lo que le llenó de moral ya que incluso estuvo superior.

En la simultánea de Petrosian cedió tres tablas, y en la Geller cedió cinco, aunque dos de ellas en situación ganadora. El bueno de Efim tenía un aspecto bonachón y simpático. Yo fui uno de los que obtuvo tablas, aunque Geller me las ofreció con una pieza de menos a cambio de tres peones, en posición  superior para él.

Ofrezco como curiosidad las partidas de Ernesto (colaboración suya) y la mía. Vemos como los juveniles de una y otra generación intentábamos estar en la brecha. En mi caso, estaba cumpliendo la mili, y aproveché un permiso para jugar con Geller y antes con Sosonko; con el ruso-holandés, muy desentrenado, perdí.
Solana,Ernesto - Larsen,Bent [B33]
Simultáneas con reloj (12 tableros) Las Palmas de G.C., 23.01.1980
[Ernesto]

[Aprovechando una breve visita de Larsen a nuestra ciudad, se organizaron en el Club de La Caja unas Simultáneas con reloj a 12 tableros, y tuve la suerte de ser invitado. Participaban también: Pedro Pérez Rosales, Carmelo Cuenca, Miguel Ángel Almeida, Germán Almeida, Alfredo Brito, Flavio Croissier, Tomás Rodríguez, Julio Gómez, Óscar Ramírez, Alejandro Ramos y Agustín Santana. Recuerdo que, antes de salir de casa, había estudiado inocentemente cómo enfrentarme a la Apertura Larsen –1.b3–, y acudí a jugar con enorme motivación y grandes expectativas. Sin embargo, el GM danés alternó blancas y negras en las partidas y me correspondió abrir el juego. Tenía 14 años y llevaba apenas medio año compitiendo y asistiendo regularmente al "Club" (desde el verano del 79). Mi estreno había sido un Torneo Infantil de Navidad en diciembre de 1978, donde había tenido una floja actuación, pero como "premio de consolación" me regalaron un instructivo libro de Román Torán que leí con entusiasmo en los meses siguientes (me lo llevaba al Instituto como si se tratara de una asignatura más).]

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.Cdb5 [Mi formación teórica era por entonces muy escasa, pero fui capaz de jugar la apertura dignamente, aunque fuera "de oídas". Después Larsen declaró que sus rivales le habían parecido más fuertes al inicio de las partidas, en comparación con su curso posterior.]

6...d6 7.Af4 e5 8.Ag5 a6 9.Ca3 Ae6 [Esta variante era una especialidad del danés. De hecho, en su libro "Yo juego para ganar" comenta una interesante partida contra Robatsch. Por una parte, las negras no debilitan el flanco de dama con b5 (trasponiendo a la Pelikan); como contrapartida para las blancas, el Ca3 puede acercarse rápidamente al centro.]

10.Cc4 [10.Axf6!?]

10...Tc8 11.Ce3 Ae7 12.Axf6 Axf6 13.Ccd5 Ag5 14.Ae2 [Una jugada neutral, de esas a las que Korchnoi se refería como "medias jugadas". Las blancas desarrollan por desarrollar, sin anticiparse a las amenazas posicionales de las negras.]

[14.c3!? era más precisa, para anular a la Tc8, controlar d4 y de paso ampliar el radio de acción de la Dama blanca. Además, el Af1 podría llegar en algún momento a c4, apuntando a la importante casilla d5.]

14...0–0 15.0–0 Ce7! [Comienza la lucha alrededor del centro.]

16.Cxe7+ Dxe7 17.c3 [Ahora 17.Cd5 se encuentra con 17...Axd5 y se manifiestan las consecuencias de no haber jugado c3: 18.exd5 (forzado para que no caiga c2) 18...f5 , con mejor juego para las negras gracias a su mayoría móvil en el flanco de rey. La presencia de alfiles de distinto color favorecería, además, al bando con la iniciativa (en este caso, el negro).]

17...Axe3! 18.fxe3 [Como consecuencia de mis pequeñas imprecisiones, ya las negras están algo mejor: el blanco no tiene nada convincente a cambio de la debilidad estructural y carece de un plan claro (los peones doblados hacen rígida su posición). En cambio, las negras disponen de rupturas latentes en d5 y b4 (incluso en f5 más adelante). A mí eso no me preocupaba demasiado -la felicidad de la ignorancia-, porque por aquel tiempo, dada mi inexperiencia, intentaba resolver tácticamente los problemas estratégicos.]

18...Tfd8 19.Dc2 Dg5 20.Tf3 b5?! [Tal vez relajado por el inocuo juego de las blancas, Larsen se muestra optimista y trata de aprovechar la posición de mi Dama en c2. Sin embargo, se trata de un descuido que me permite reaccionar en una posición donde yo carecía de plan activo.]

[20...d5³]

21.a4!„ [Ahora no vale b4 por Axa6 (probablemente fue esta la omisión del danés).]

21...Ac4 22.axb5 axb5 23.Axc4 [El cambio de alfiles es un triunfo para las blancas.]

23...bxc4 24.Ta7 Dg6 25.Dd2! [La Dama se dirige a d5. Ahora las negras están a la defensiva y cobré animos.]

25...Tf8 26.Dd5² [Diagrama

XIIIIIIIIY
9-+r+-trk+0
9tR-+-+pzpp0
9-+-zp-+q+0
9+-+Qzp-+-0
9-+p+P+-+0
9+-zP-zPR+-0
9-zP-+-+PzP0
9+-+-+-mK-0
xiiiiiiiiy

 (Diagrama)]

26...Tb8 27.Tf2 De6 28.Dxe6 [28.Tc7 apretaba más.]

28...fxe6 29.Td2! Tb6 30.Td7 [30.Tc7!?]

30...Tfb8 31.T7xd6 Txd6 32.Txd6 Txb2 33.Tc6! Te2 34.Txc4 Txe3 35.Rf2 [Estaba muy nervioso: no podía creerme que todo hubiese resultado tan "fácil". Las tablas estaban al alcance de mi mano e incluso podía intentar algo más.]

35...Td3 36.Re2 Td6 37.Tc5 [y las blancas ganan un peón.]

37...Ta6 38.Txe5 Ta2+ 39.Rf3 Rf7 40.Tc5 Rf6 41.h3 [Mejor 41.h4 , para ganar espacio y limitar las opciones de las negras, al tiempo que los peones del flanco de rey se alejan de la acción de la Ta2.]

41...Td2 42.c4 [42.h4]

42...Tc2 43.h4 Tc3+ 44.Rf2 [44.Rf4!]

44...Tc2+ 45.Rf3 [Aquí, con temor a estropearlo por los nervios, ofrecí tablas, que Larsen aceptó de inmediato. "Estoy muy contento", me dijo en español, refiriéndose a su feliz "escape". También comentó que aún existían posibilidades reales de empatar, y se refirió a un final parecido jugado por Robert Byrne, si bien sin mucho convencimiento, según me pareció. Aunque técnicamente la partida es de poco interés, significó una enorme motivación para aquel adolescente que se iniciaba en la competición.Mi resultado -el único positivo aquella tarde-, motivó una reseña en el periódico La Provincia, aunque el cronista escribió "Solanas" (yo apenas era conocido en el ajedrez local). A primera hora de la mañana siguiente, el profesor de Literatura me felicitó de forma inesperada por el logro obtenido mientras "pasaba lista" (y eso que entonces no había Internet). Muchos años después, a mediados de los 90, y gracias a la amable invitación de Pepe García Padrón -su antiguo discípulo-, tuve la suerte de cenar con Larsen "en petit comité" en un restaurante chino próximo al Cabildo. Después fuimos a tomar algo al Muelle deportivo, junto a Las Alcaravaneras. Se mostró amigable y correcto -tal vez con una cierta "frialdad nórdica"-, aunque el paso de los años y algún problema de salud le habían hecho perder la energía arrolladora que años atrás le había caracterizado. Al principio de aquel encuentro, cuando íbamos juntos en el coche, Pepe me presentó. Le dije a Larsen que habíamos jugado esta partida mucho tiempo atrás, pero él ya no lo recordaba... Estaba claro que lo que para mí había sido un gran acontecimiento, no era más que una pequeña anécdota para esta figura histórica del ajedrez mundial.]

½–½



Geller,Efim - Moyano,Ricardo [A58]
Simultánea (sin reloj), 18.07.1980
[BG,Alfredo]

1.d4 Cf6 2.c4 c5 3.d5 b5 4.cxb5 a6 5.bxa6 Axa6 6.g3 g6 7.b3 Ag7 8.Ab2 d6 9.Ag2 0–0 10.Ch3 Cbd7 11.0–0 Dc7 12.Cd2 [Relevante: 12.Te1 Tfb8 13.Cd2 Ta7 14.Dc2 Tab7 15.Tac1 Da5 16.Ac3 Dc7 17.Cf4 Cg4 18.Axg7 Rxg7 19.Dc3+ Rg8 20.h4 Tb4 21.Cd3 Axd3 22.exd3 Cdf6 23.d4 Da7 24.dxc5 dxc5 25.Dxc5 Dxc5 26.Txc5 Td4 27.Cc4 Td8 28.a4 Cxd5 29.Axd5 T4xd5 30.Txd5 Txd5 31.a5 Td7 32.b4 Tc7 33.a6 Cf6 34.Ta1 1–0 (34) Seres,L (2442)-Pietzsch,M (2086) Dresden 2013]

12...Cb6 13.Cf4N [Predecesor: 13.Cb1 Tfb8 14.Te1 Ca4 15.Ae5 Cb6 16.Ac3 Ta7 17.Cf4 Ac8 18.e4 Cfd7 19.Cd3 Ab7 20.Cb2 Aa6 21.f4 Cc8 22.Axg7 Rxg7 23.Cd2 Tba8 24.Dc2 Ccb6 25.Cbc4 Axc4 26.bxc4 Ta3 27.Db2+ Rg8 28.e5 Da7 29.e6 Cf6 30.Ce4 Cxe4 31.Txe4 f5 32.Te2 Cxc4 33.Db5 Ce3 34.h3 c4 35.Rh2 Dd4 36.Tae1 Cxg2 37.Rxg2 Dd3 38.Te3 Txa2+ 39.Rf3 Dd2 40.T3e2 Dd3+ 41.Te3 Dd4 42.Dc6 Rf8 Ouellet,M-Afonasieva,A (1907) Al Ain 2013 0–1]

13...Tab8 14.Tc1 g5 [Diagrama

XIIIIIIIIY
9-tr-+-trk+0
9+-wq-zppvlp0
9lsn-zp-sn-+0
9+-zpP+-zp-0
9-+-+-sN-+0
9+P+-+-zP-0
9PvL-sNPzPLzP0
9+-tRQ+RmK-0
xiiiiiiiiy

 Demasiado agresivo, mejor jugar tranquilo con 14...Tfe8 o 14,,,Db7]

15.Axf6 Axf6 16.Ch5 Ah8 17.Ce4 h6 18.Dd2 f5 19.Cxg5 hxg5 20.Dxg5+ Rh7 21.Cf4 Tf6 22.Tfe1 e5 23.dxe6 Dg7 24.Dxg7+ Axg7 25.Ted1 Af8 26.e4 Ab7 27.exf5 Axg2 28.Rxg2 [Diagrama

XIIIIIIIIY
9-tr-+-vl-+0
9+-+-+-+k0
9-sn-zpPtr-+0
9+-zp-+P+-0
9-+-+-sN-+0
9+P+-+-zP-0
9P+-+-zPKzP0
9+-tRR+-+-0
xiiiiiiiiy

 Geller, en posicion superior aunque con partida por delante, con muchos peones por la pieza, ofreció tablas en un español muy gutural: "¡Tablaassss!" me ofreció con voz estentórea. Claro es que accedí de inmediato.]

½–½



1 comentario:

al capone dijo...

Excelente artículo Ricardo.La historia del ajedrez canario sin filtro.

Felicitaciones.