martes, 4 de agosto de 2020

Blas Rodriguez (1929-2011) Galeria ajedrecistica historica Las Palmas.


Blas Rodríguez González (1929-2011), uno de los más carismáticos jugadores históricos del ajedrez de Las Palmas.-

Ricardo Moyano, agosto 2020


Introducción: Dedico hoy esta semblanza a uno de los jugadores más emblemáticos de la historia del ajedrez de Las Palmas, Blas Rodríguez González, que acumuló una carrera en el ajedrez de cincuenta años,  fue varias veces campeón provincial y regional, pero que sobre todo fue sucesivamente un “joven”, un “veterano” y un “abuelo” del ajedrez en el club respetado por todas las generaciones.
Su personalidad era contradictoria. Cariñoso y galante a la vez que bronco de carácter probablemente en parte como consecuencia de su adicción etílica, muy notable hasta los años 80, y luego bajo control. Pero lo que más destacó en Blas es que muy pocos, o realmente nadie, tenían ese amor absoluto por el ajedrez, nadie disfrutaba como él contemplando las posiciones propias y ajenas, haciendo bullir su mente con combinaciones de ataque y sacrificios. Dicharachero, delgado y nervioso, era normal verle consumir a profundas chupadas cigarrillo tras cigarrilo, carraspear -sobre todo cuando se acercaban momentos decisivos en el tablero-, moverse…  Blas era capaz de lo mejor y de lo peor. En sus días buenos daba espectáculo. En los malos, se criticaba su excesiva fogosidad, su “falta de serenidad”, sus nervios desatados que le llevaban a errores y derrotas.

Blas, de origen popular, del barrio de Schamann, lo fue todo en el ajedrez del club, siendo uno de los pocos que pudieron vivir a medias si no del ajedrez, sí en el ajedrez: los responsables del ajedrez de los 60, Pierre Dumesnil, Joaquin Sarrautte, le buscaron empleos, incluso en el propio club Caja, donde fue conserje y encargado del bar, como volvería a sucederle años más tarde en el club Enroque.



1.       Años 60. Un joven de Schamann que se enamora del ajedrez.- Grandes éxitos locales.

1958-59: Los orígenes de Blas en el ajedrez se pierden en cierta oscuridad, como el de muchos de los que se iniciaron entre fines de los 40 y los 50, una época de muy escasos datos en que el ajedrez estaba en Las Palmas en hibernación. Blas no fue un ajedrecista precoz. Originario de la calle El Audaz, el schamanero empezó a foguearse, según testimonio de Andrés Armas Suárez, relativamente tarde, hacia 1946-47, con unos 16-17 años,  pero eso sólo pudieron ser partidas informales, ya que hasta bien entrados los años 50, ya casi con 30 años, no se involucra en el ajedrez formal. También es cierto que entre 1946 y 1956 no existieron torneos oficiales en Las palmas.  Por tanto, podemos considerar que antes jugó por su barrio, en el bar Palmero, etc., y solo bien entrados los años 50 empezó a dejarse ver por el parque San Telmo y el bar Fabelo cercano. El mismo data de 1959 su entrada en el ajedrez formal, cuando Pierre Dumesnil refunda la Federación Provincial. Y antes de esta fecha no consta que jugara ninguno de los torneos organizados por Pierre, todavía extraoficiales, ni integró la selección de Las Palmas que en 1957 se enfrentó a la de Tenerife. El propio Blas recordaba estos inicios en declaraciones a la prensa local: “Me inicié en el juego tarde, a nivel oficial en 1959, con 29 años (NA: En alguna crónica de prensa se adelanta su entrada en juego a 1958). Rápidamente entablé amistad con Juan Pedro Domínguez, León, Duran, Pedro Lezcano, Sagaseta, nos reuníamos en el bar del kiosco de la música del parque de San Telmo, en el Kiosco de la música. En aquella época había en el parque 3 ó 4 tableros a lo sumo y no nos dejaban ni sentar -al parecer el dueño del bar en aquella exigía que los jugadores pagaran consumiciones, lo que les hizo trasladarse generalmente al bar Fabelo-. El ajedrez que nosotros vivimos era muy pobre, estaba muy poco apoyado económicamente, se le prestaba muy poca atención. Nosotros salimos adelante a base de muchos sacrificios y de mucha lucha”.

En ese mismo año 1959 Blas ya ayudó a Dumesnil, Lezcano, etc., a la organización del Torneo llamado “Cairasco” o “Pomar”, ya que lo jugó el mítico Arturo Pomar, en el Hotel Cairasco, llevando los análisis en los tableros murales para los aficionados. Allí le recuerda Andrés Armas, que trabajaba en ese hotel: “Yo no estaba en los ambientes del ajedrez aún, pero recuerdo acercarme a ver los análisis y a Blas que comentaba las jugadas en un mural con entusiasmo”.       
        
Podemos ver a Blas jugando informalmente con el propio Arturo Pomar,  ese año durante la entrega de trofeos del torneo, en el bar Fabelo. Parece ser que en ese tiempo Blas jugó varias de estas partidas con Pomar.

Pomar y Blas Rodríguez, verano 1959 en el Bar Fabelo (Las Palmas)



Este encuentro convirtió a Blas en un enorme admirador de Arturo Pomar, hasta tal punto de que los aficionados le conocían cariñosamente en esos años como “Arturito”. Y es que como recordaba Fernando Sagaseta, desde los años 40 todos los jugadores canarios tenían “pomaritis”.

1960-61: Blas se inscribió con entusiasmo desde la fundación federativa en 1959 en los torneos oficiales. En 1959 y 1960 se proclamó campeón de segunda categoría, y  subcampeón de primera. Si bien en 1960 y 1961 no pudo clasificarse para el provincial -que se limitaba a un cuadrangular- ya era un hombre destacado en los ambientes del ajedrez federado, destacaba también en la selección de Las Palmas, pese a su formación esencialmente autodidacta, y era uno de los mejores jugadores inmediatamente detrás de los primeros de esa época, los Pírez, Sagaseta, Lezcano o Domínguez.

La primera partida que conservamos de Blas la disputó en el torneo pretemporada 1960-61 contra el poeta Antonio García Ysabal. Blas disfrutaba mucho con esos espectáculos tácticos, aunque a veces el ordenador hoy día los refute.

Rodríguez, Blas-García Ysabal, A. [B33]
Pretemporada 60–61 (2), 10.1960

1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e6 6.a3 Db6 7.Cb3 a6 8.Ae3 Dc7 9.Ae2 b5 10.f4 Ab7 11.0–0 Ad6 12.e5 [Cayendo en una trampa. Mejor 12.Axb5] 12...Cxe5 13.fxe5 Axe5 14.h3 Ah2+! 15.Rh1 Axg2+! 16.Rxg2 Dg3+ 17.Rh1 Dxh3! 18.Tf2 Ag3+?? [De manera extraña, tras haber jugado siete jugadas perfectas, el negro no encuentra la fácil 18...Af4+ descubierto ganando en todas las variantes] 19.Rg1 Axf2+ 20.Axf2 g5 21.Df1 Dh6 [Las negras siguieron hasta la 27 pero ya están perdidas. Se desconoce el resto. Lo mejor es 22.Ad4, Re7 23.Te1, Tc8 24.Axf6+!xDxf6 25.Cd5+,exd5 26.Ag4+ ganando la dama. N.A.] 1–0

Blas disfrutó tanto con la partida que comentó que no le habría importado perderla… aunque años después reconocería que una derrota le suponía muchas veces pasar la noche en vela. Así de intenso era el amor de Blas por el juego.

Blas se formaba con algunos pocos libros -él mencionaba el de Grau- y posiblemente revistas como Ajedrez español. El declaró en esos años que reproducía mucho las partidas de grandes maestros, y que su estilo era combinativo, pero que estudiaba todo lo que podía, aunque nunca fue un gran teórico. Elegía líneas de ataque: con blancas jugaba la española, con negras la india de rey o la holandesa, y también la variante Marshall de la española, muy en boga entonces. Sin duda Dumesnil le ayudó en sus estudios teóricos, como hacía con todos.

En 1961 se jugaron los primeros torneos por equipos locales, y Blas se alineó en el Educación y Descanso, dirigido por Joaquín Sarrautte. Y es que desde el principio quedó bajo la protección del sindicalismo del régimen de Franco. Joaquín le consiguió varios trabajos, no solo en el ajedrez, sino en instituciones oficiales. Empieza a destacar, y en el torneo de pretemporada vence a Pedro Lezcano, alcanzando las semifinales, donde es batido por Sagaseta en una partida de mutuos ataques.


1962-1965: Su despegue se produce en 1962 y coincide con el de otro joven, Juan Rafael Betancort (1942), aunque este tenía 13 años menos que él. Fueron unos años en que coincidió la eclosión de ambos con el alejamiento de los que habían dominado el tablero hasta entonces, Pírez, Domínguez, Sagaseta, Lezcano, Dumesnil... por unas u otras razones . Así que Blas y J.R. Betancort se quedaron al frente. Enseguida se creó una gran rivalidad entre ambos, dado que además eran diametralmente opuestos en estilo de juego -Blas táctico, Betancort posicional-, en origen social, y en temperamento -cerebral y cuidadoso Juan Rafael, explosivo y audaz Blas-.  La rivalidad llegó a ser casi al estilo boxístico, ya que Blas siempre proclamaba que “no tengo miedo a Betancort”. Juan Rafael, más sosegado, no entraba en estas trampas dialécticas. Y ciertamente entre 1962 y 1965 Blas y Betancort, se repartieron los éxitos, hasta la irrupción de otro joven, Angel Fernández, y la vuelta a la competición de Domínguez y Sagaseta. El palmarés de títulos de Blas se concentra pues en esos tiempos: fue subcampeón provincial en 1962, campeón en 1963 y 1964, y subcampeón de nuevo en 1965, cuando se le escapó el título al no jugar a tablas en la última partida. Los títulos que Blas no ganaba los ganaba J.R. Betancort, salvo alguno que ganó Domínguez. Y lo cierto es que al igual que títulos se repartían victorias y derrotas.

Blas Rodrñiguez en 1962


Ambos disputaron también varios regionales, aunque en esas liguillas el más templado Betancort tenía mayores éxitos. Los nervios traicionaban a Blas, que sólo se alzaría con el título tardíamente, en 1968, cuando menos se esperaba.

Blas hacia 1964


Veamos algunas partidas de esos años. Por desgracia apenas se conservan juegos.

Rodriguez González,Blas - Dumesnil,Pierre [A29]
Provincial Final 1962–63 (3.1), 23.03.1963

1.Cf3 Cc6 2.c4 e5 3.Cc3 Cf6 4.d3 d5 5.cxd5 Cxd5 6.g3 Ac5 [Relevante: 6...Ae7 7.Ag2 Ae6 8.0–0 0–0 9.Ad2 Cb6 10.a4 a5 11.Cb5 f6 12.Tc1 Tf7 13.Dc2 Ab4 14.Ac3 Td7 15.Tfd1 De7 16.d4 e4 17.Cd2 f5 18.e3 Cd8 19.Cxc7 Txc7 20.Axb4 Txc2 21.Axe7 Txb2 22.Af1 Cc6 23.Ac5 Cxa4 24.Cc4 Tb3 25.d5 Cxc5 26.dxe6 Cd3 27.Tb1 Txb1 28.Txb1 Cdb4 29.Cd6 g6 30.Cxb7 Rf8 31.Td1 Ce5 32.Cc5 Re7 33.Ta1 Ced3 34.Axd3 Cxd3 35.Cxd3 exd3 36.Rf1 Milos,G (2583)-Carlsen,M (2881) Caxias do Sul 2014 0–1]

7.Db3 Ae6N [Predecesor (3): 7...Cb6 8.Ag2 0–0 9.a3 Ag4 10.Dd1 Dd7 11.0–0 Ah3 12.Axh3 Dxh3 13.b4 Ad4 14.Db3 Tad8 15.Ta2 Axc3 16.Dxc3 Cd5 17.Dc4 Cf6 18.Dh4 De6 19.Tc2 Cd4 20.Cxd4 Txd4 21.f4 exf4 22.Txf4 Txf4 23.Dxf4 c6 24.Ab2 Cd5 25.Dd4 De3+ 26.Dxe3 Cxe3 27.Tc5 Te8 28.Ad4 a6 29.h3 Cd5 30.Rf2 f6 31.e4 Cc7 32.Ab2 Ce6 33.Tc4 Rf7 34.g4 Cf4 35.Re3 Cxh3 36.a4 Cg5 37.b5 Bentafrit,S (2281)-Mounib,A (2011) Rabat 2003 1–0]

8.Dxb7 Cde7 9.Da6 0–0 10.Ag2 Tb8 11.0–0 h6 12.Da4 Tb4 13.Dc2 Dd7 14.Ce4 Ad6 15.Ad2 Tbb8 16.Tfe1 Ah3 17.Ah1 f5 18.Dc4+ Rh8 19.Ceg5 hxg5 20.Cxg5 Ag4 21.h3 Ah5 22.Dh4 g6 23.Af3 Rg7 24.g4 fxg4 25.hxg4 Cd4 26.gxh5 Cxf3+ 27.exf3 Cf5 28.Dg4 Th8 29.d4 Txh5 30.dxe5 Th4?? [Lo correcto era ...Tbh8 31.Af4, Th1+ 32.Rg2,Ch4+ 33.Rg3,Cf5+ y tablas por continuo.]

31.Dg2 Ae7 [Mejor era ...Ab4 para eliminar el fuerte alfil blanco que dominará la diagional c3–h8 enseguida, aunque ya había ventaja blanca.]

32.Ac3 Dd8? [Lo mejor era ...Cd4 aunque ya con gran ventaja de Blas.]

[32...Rh6; 32...Db5; 32...Cd4]

33.Ce6+ 1–0


PARTIDA DEL REGIONAL TENERIFE…

Blas en el campeonato de España 1964

Detengámonos en estos momentos y en concreto en el campeonato de España de 1964 que se jugó en Las Palmas. Canarias tenía un plaza regional como siempre -que la obtendría Domínguez- y además como anfitrión, Las Palmas tenía derecho a una segunda plaza, que sería asignada al campeón provincial. Seguramente Blas no era el hombre que prefería la federación como abanderado por los problemas personales que arrastraba. Pero lo cierto es que se alzó con el triunfo, y tenía todo el derecho a jugar el campeonato, en lo que curiosamente sería su única participación en el torneo individual, salvo error por mi parte.  Así que el equipo “docente” formado por Dumesnil y Lezcano se aplicó a prepararle pero también a prohibirle probar una gota de whisky. “Le preparamos soviéticamente” recordaba Lezcano. “No sirvió de nada. Prohibido el alcohol, jugaba pésimamente y perdía casi todas las partidas. Ya desesperados le dijimos que hiciera lo que quisiera, empezó a beber, a hacer el juego agresivo que le gustaba, ¡y ganó tres partidas!”. Logró “in extremis” abandonar el farolillo rojo del torneo, al menos, "honor" que correspondió al sevillano Alonso.. Los propios jugadores, viendo la desmoralización de Blas, le animaron con afecto en estas últimas rondas.

Anécdotas aparte, Blas era de los grandes de esos años, y formó parte de la selección de Las Palmas con buen rendimiento, y compitió también en el juego por equipos varias veces a nivel nacional en los años 60 y 70. De hecho fue el primer tablero del primer equipo o selección combinada de Las Palmas que jugó por primera vez el nacional por equipos, en Alcoy en 1965. Junto a él Betancort, Lezcano y Angelito Fernández. En realidad el primer tablero debió corresponder a Betancort, que había quedado delante de Blas en el provincial y regional, pero posiblemente declinó ese honor ante la mayor impetuosidad de Blas -por error, en mi libro cito a Domínguez en vez de a Blas como integrante del equipo, cuando realmente Domínguez no viajó ese año a Alcoy-. Blas lo tuvo muy difícil, al tener que vérselas con Díez del Corral, Medina, Albareda, etc. Pese a todo obtuvo algún punto, lo que fue muy meritorio.

1966-1968: En los años siguientes, a partir de 1966, continuó con un buen nivel todos estos años, aunque sin títulos como en el período anterior, por la mayor competencia existente y por cierto desgaste personal,  muchas veces los problemas extraajedrecísticos le costaban la partida.  En 1966 Blas fue tercero en el provincial, y aunque pudo jugar el regional por repesca, solo pudo quedar tercero. Ese verano integró de nuevo la selección de Las Palmas en el campeonato de España por equipos en Bilbao.

En 1967 seguía a buen nivel, aunque en las últimas rondas del provincial se le escaparon los dos primeros puestos y sólo pudo ser tercero nuevamente. Por razones ignoradas, esta vez no acudió al campeonato de España por equipos. Pero cuando se inauguró el club Caja en noviembre de 1967 Blas logró trabajo como conserje del club, lo que parecía suponer una estabilidad en su vida, pero no fue así.  Veamos esta partida del provincial de 1967 contra Francisco Román Páez, anotada por Román, con transcripción final ilegible. Se observa el agresivo estilo de Blas:


Rodriguez,Blas - Román Páez,F. [C89]

Prov 67 LP final ilegible ab 40, 15.04.1967

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 0–0 8.c3 d5 9.exd5 Cxd5 10.Cxe5 Cxe5 11.Txe5 Cf6 12.d4 Ad6 13.Te2 Axh2+? [Demasiado agresivo, el sacrificio no llega a buen puerto.]

14.Rxh2 Cg4+ 15.Rg3 [Mejor era 15.Rg1 y el negro no tiene ataque: 15...Dh4 16.Af4 o 15...Dd6– 16.g3.]

15...h5 [Mayores problemas daba 15...Dd6+ 16.Af4, Dg6.]

16.Dh1 Dd6+ 17.Af4 Dg6 18.Ac2 f5 19.Ab3+ Rh8 20.f3 Ab7 21.Te6 Tf6 22.Txf6 gxf6 23.Dh3 Ce5+ 24.Rh2 Cd3 25.Dg3 Cxf4 26.Dxf4 h4 27.Cd2 Te8 28.Dxh4+ Rg7 29.Te1 Txe1 30.Dxe1 f4 31.De7+ Rh6 32.Dxc7 Dg3+ 33.Rg1 Aa8 34.Rh1

1–0



En 1968 no se disputó el provincial hasta fin de año, pero para el regional se contaba por orden de ranking de esos años con Domínguez, Betancort y Lezcano. Finalmente fallaron tanto Domínguez como Lezcano y Blas fue convocado “in extremis”, junto a su rival de siempre Betancort. Acudió sin preparación y demostró que era capaz de todo, al proclamarse con facilidad campeón regional de Canarias, por delante de su encarnizado rival. Parecía todo dispuesto para que cuatro años después de su intervención en el campeonato de 1964 acudiera al campeonato nacional en Reus, pero no tuvo suerte: este triunfo en el regional fue su canto del cisne.  Eran tiempos de mucho alcohol y problemas interiores, y tras unos incidentes en el club de ajedrez fue cesado en su puesto de trabajo y decidió trasladarse a Tenerife, donde apenas tuvo contacto con el ajedrez. Ni acudió al campeonato de España individual ni al torneo por equipos. La década gloriosa de los 68 se cerraba para él con un sabor agridulce.

-(Andrés Armas) Sin necesidad de entrar en detalles, digamos que Blas, el gran jugador de los años 60 a 70 e incluso 80, tenía grandes condiciones ajedrecísticas y cualidades humanas, pero también tenía un lado oscuro que le lastró muchas veces, y tuvo mala suerte en la vida.

2. Años 70.- El primer retorno de un ya veterano campeón.-

No duró mucho el "exilio" tinerfeño de Blas. A fines de 1969, con 40 años cumplidos, ya estaba de vuelta por Las Palmas. La Federación seguía contando con él, y le consiguieron un nuevo trabajo, ahora como conserje del club Enroque. Pero se repitieron los problemas del club Caja, y fue cesado también. Blas seguía con mucha dificultad para dominar sus demonios, aunque pese a todo hasta 1974 su trayectoria en ajedrez fue muy estimable. Fichó por el Caja en 1970, con el que jugó el campeonato de España por equipos. Veamos precisamente su victoria frente a Ricardo Hernández, que este año jugaba con el Enroque-Schweppes.



Hernandez Deniz,Ricardo - Rodriguez,Blas [E87]

Ct Esp equipos Val Caja-Schweppes, 09.10.1970

1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 Ag7 4.e4 d6 5.f3 0–0 6.Ae3 e5 7.d5 Cbd7 8.Dd2 Cc5 9.b4 Ccd7 10.c5 Ce8 11.Ad3 f5 12.Cge2 f4 13.Af2 Tf7 14.0–0 Cf8 15.g4 h5 16.h3 Ch7 17.Cc1 Ah6 18.Ae1 Cg5 19.Dg2 hxg4 20.hxg4 dxc5 21.bxc5 Af8 22.Cb3 Th7 23.Rf2 Th3 24.Re2 Df6 25.Ac4 Dh8 26.Rd1 Th2 27.Dg1 Dh3 28.Ae2 Cf6 29.Tf2 Th1 30.Dg2 Axc5 [A 31.Cxc5 puede seguir Cxg4 pero no se ve la necesidad de este sacrificio. Era mejor 30...Cxg4 31.fxg4, Txe1 32.Rxe1,Dxc3+ con gran ventaja.]

31.Dxh3 Cxh3 32.Tg2 Af2 33.Rd2 Ae3+ 34.Rd1 Cg5 35.Cb5 Axg4 36.fxg4 f3 37.Axf3 Cxf3 38.Te2 Cxe1 39.Txe1 Txe1+ 40.Rxe1 Ab6 41.Tc1 Cxe4 42.Cxc7 Tc8 43.Cb5 Txc1+ 44.Cxc1 a6 45.Ca3 Cd6 46.Cd3 Ad4 47.Cc2 Ac3+ 48.Re2 Rf7 49.g5 Re7 50.Re3 Cf5+ 51.Re2 Rd6 52.Cdb4 a5 53.Cd3 Rxd5 54.Ce3+ Cxe3 55.Rxe3 Ad4+ 56.Re2 Re4 57.Cf2+ Axf2 58.Rxf2 b5 59.Re2 b4 0–1

        

Pero a partir de 1971 el aumento de la plantilla del equipo con Visier etc. le dejaron fuera de alineación como a otros, y buscó acomodo primero en el Grand Macnish en 1973, y por último el Maspalomas en 1974, con los que jugó un total de tres años el campeonato de España obteniendo resultados muy aceptables, aunque el cansancio empezaba a pasarle factura y perdió juegos en las últimas rondas.

         A nivel individual jugó los provinciales y la categoría de preferente que había conseguido en los años 60 la mantuvo sin demasiados problemas, aunque ya en 1974 estuvo a punto de descender. Era capaz de ganar a cualquiera, Valcárcel, Betancort, Menvielle... pero sus torneos eran irregulares, su estado físico no era bueno, y como le sucedía en los torneos nacionales en esas rondas finales sufría apuros de tiempo y cometía fallos.



En otros torneos locales consiguió también buenos resultados. En la base de datos del buen jugador que era Ricardo Hernández todas las partidas se cuentan por derrotas de Ricardo, por ejemplo veamos estas dos de un torneo social del Caja de Ahorros 1971 y del provincial de 1972.

Hernandez Deniz,Ricardo - Rodriguez,Blas [A02]
Torneo Social Caja Ahorros Las Palmas, 02.03.1971

1.f4 Cf6 2.Cf3 d6 3.b3 g6 4.Ab2 Ag7 5.e3 0–0 6.Ae2 c5 7.0–0 Cc6 8.d3 e5 9.fxe5 Cg4 10.Ac1 Ccxe5 11.c3 Cxf3+ 12.Axf3 Cxh2 13.Rxh2 Dh4+ 14.Rg1 Ae5 15.Tf2 Ah2+ 16.Rf1 Ag3 17.Tb2 h5 18.Re2 d5 19.Rd2 Ae6 20.Ca3 Tfd8 21.Rc2 c4 22.bxc4 dxc4 23.d4 Af5+ 24.Rd2 Tac8 25.Cc2 b6 26.a4 Ad7 27.Df1 Ac6 28.Axc6 Txc6 29.a5 Tf6 30.Dxc4 Dh1 31.Ca3 Tf2+ 32.Rd3 Df1+ 33.Re4 Te8+ 34.Rd5 Dxg2+ [Partida típica del estilo de Blas Rodríguez. Era de los primeros Sociales del club Caja.] 0–1


Rodriguez,Blas - Hernandez Deniz,Ricardo [E88]
Provincial Las Palmas (3), 03.03.1972

1.e4 g6 2.d4 Ag7 3.c4 d6 4.Cc3 Cf6 5.f3 0–0 6.Ae3 e5 7.d5 c6 8.Dd2 cxd5 9.cxd5 a6 10.0–0–0 b5 11.g4 Cbd7 12.Rb1 Cb6 13.Ad3 Ad7 14.Cce2 a5 15.Cg3 b4 16.h4 Db8 17.h5 Ca4 18.C1e2 Tc8 19.Tc1 Cc5 20.hxg6 fxg6 21.Ah6 Axh6 22.Dxh6 Cxd3 23.g5 Txc1+ 24.Cxc1 Ab5 25.gxf6 Ta7 26.Cf5 Df8 27.Ce7+ Txe7 28.Dxf8+ Rxf8 29.fxe7+ Rxe7 30.Txh7+ Rf6 31.Cxd3 Axd3+ 32.Rc1 Ae2 33.Th3 g5 34.Rd2 Af1 35.Th1 Ac4 36.b3 Ab5 37.Re3 1–0





Y eso que no era ya el gran Blas de los años 60, en parte porque su nivel había bajado, y en parte porque el escenario del ajedrez en Las Palmas se había endurecido mucho con los Visier, Menvielle, Calvo, Huguet, Debarnot, etc., por no hablar de los jóvenes que estaban llegando, como Fraguela y José García Padrón.  Blas seguía siendo uno de los 10 mejores jugadores de la isla, pero ya no de los cinco mejores, como en los años 60.

Pese a todo, basta ver las clasificaciones del provincial estos años para darse cuenta de que seguía en los puestos de arriba, o al menos de la zona media. También se implicó en labores de apoyo a la federación en los torneos internacionales, a partir de 1971-72. La divertida anécdota de 1972 con Smyslov la cuenta Andrés Armas Suárez en su texto (ver infra).

Veamos algunas partidas. Primero la violenta partida con el preferente J.A. Valcárcel:

Rodriguez,Blas - Valcarcel,J.A. [E82]
Prov LP 71 (11), 12.04.1971

1.e4 g6 2.d4 Ag7 3.c4 d6 4.Cc3 Cf6 5.f3 0–0 6.Ae3 b6 7.Ad3 Ab7 8.Dd2 c5 9.d5 Ca6 10.Cge2 Cc7 11.0–0–0 a6 12.g4 e6 13.Cg3 exd5 14.cxd5 Cb5 15.Ah6 Cd4 16.Tdf1 b5 17.h4 b4 18.Cce2 b3 19.Cxd4 bxa2 [Demasiado arriesgado, procedía recuperar la pieza sin más.]

20.Cc2 c4 21.Axc4 Tc8 22.b3 [Esto es complicar la partida. Tras 22.Axa2 la ventaja es ya decisiva.]

22...Db6 23.Rd1 Txc4 24.bxc4 Db1+ [Mejor era 34...Db3 aun así con ventaja clara blanca. Esta jugada simplemente hace ganar un tiempo al rey blanco.]

25.Re2 Axh6 26.g5! [Esta es la clave. Las blancas no necesitan tomar el alfil con la dema (dejando indefenso el caballo de c2).]

26...Db3 27.Dd3 Db2 28.gxh6 Cd7 29.Tc1 [Pese a que el rey de Blas está algo expuesto las negras no tienen compensación alguna por la pieza de menos.]

29...Cc5 30.Da3 De5 31.Rf2 f5 [Intento desesperado, que en realidad sólo conseguirá debilitar al rey negro, pero ya nada se podía hacer.]

32.exf5 Ac8 33.Rg2 gxf5 34.Tce1 Df6 35.Ch5? [Muy en el estilo de Blas. Era mejor la simple 35.Dxa. Ahora el blanco tiene  ataque, pero Valcárcel recupera la pieza, y si hubiera jugado las precisas, hubiera podido incluso igualar..]

35...Dxh6 36.Thg1 Dxh5 37.Rf1+ Rf7 38.De3? [Error, mejor era 38.Dc3 manteniendo la ventaja aunque no tanta como antes.]

38...Ae6 [Valcárcel devuelve el error, posiblemente ambos en apuro de tiempo. Correcto era 38...Dxh4! 39.Tg5, Dh1+ 40.Re2, Dg2+ 41.Rd1, De5! y logra casi la igualdad. Pero era una línea difícil de ver en apuros de reloj. Ahora Blas se impone.]

39.dxe6+ Re8 40.e7 Th8 41.Dc3 Rd7 42.e8D+ Txe8 43.Txe8 Dxe8 44.Tg7+ Rc8 45.Da5 Dc6 46.Cd4 Ca4 47.Dxf5+ 1–0


También dos años después su sorpresivo triunfo sobre el casi imbatible Menvielle de esos años, en el provincial de 1973 de Las Palmas:

Rodriguez,Blas - Menvielle Lacourrelle,Augusto [E46]

ESP-ch sf. ( Cto. Las Palmas ) Las Palmas, 1973

 1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.e3 0–0 5.Cge2 Te8 6.a3 Af8 7.Cg3 d6 8.Ad3 a5 9.0–0 Cc6 10.f4 g6 11.b3 e5 12.d5 Cb8 13.f5 Cbd7 14.e4 Ag7 15.Ta2 c6 16.Taf2 cxd5 17.cxd5 Tf8 18.Ae3 Cc5 19.Ac4 Ce8 20.Dd2 Ad7 21.a4 Tc8 22.Ah6 f6 23.Axg7 Rxg7 24.h4 Db6 25.fxg6 hxg6 26.h5 Cxb3 27.Axb3 Dxb3 28.Cce2 Db4 29.De3 Dc5 30.Df3 g5 31.Cf5+ Rh7 32.h6 Tc7 33.Ceg3 Axa4 34.Ch5 Dc3 35.Dg4 Ad7 36.Tf3 Dc5+ 37.Rh2 a4 38.Chg7 Th8 39.Ce6 Axe6 40.dxe6 Dc4 41.Ce3 Dc6 42.Txf6 Cxf6 43.Df5+ Rxh6 44.Dxf6+ Rh7 45.Rg3 1–0

En el campeonato nacional por equipos, ese verano, defendiendo los colores del Grand Macnish, junto a Pedro Lezcano Montalvo, Alejandro Ortega Izquierdo, Gregorio Hernández como delegado, y otros. El equipo se clasificó superando al Torremolinos en las semifinales:


Rodriguez Gonzalez,Blas - Satorra Civit,Juan [B24]

Camp. España eq. Final B Barcelona (6), 09.1973

 1.e4 c5 2.Cc3 Cc6 3.g3 g6 4.Ag2 Ag7 5.f4 d6 6.Ch3 e6 7.0–0 Cge7 8.Cf2 Tb8 9.d3 Cd4 10.e5 d5 11.Ce2 Cxe2+ 12.Dxe2 Cf5 13.c3 b6 14.Cd1 Aa6 15.Ce3 Cxe3 16.Axe3 c4 17.d4 Dc8 18.g4 b5 19.a3 Ab7 20.f5 Af8 21.fxe6 fxe6 22.Dd2 Dd7 23.Ah6 Axh6 24.Dxh6 Tc8 25.Tf6 Tc7 26.Taf1 De7 27.Txg6 Ac8 28.Tgf6 Dg7 29.Dh5+ Rd8 30.g5 Te7 31.h4 Ad7 32.Df3 Ae8 33.Dh3 Ad7 34.Rh2 Rc7 35.Dg3 Rd8 36.Ah3 Ac8 37.g6 h5 38.Dg5 1–0







En 1974 Blas formó parte de la expedición de la selección de Las Palmas en Educación y Descanso, siendo Joaquín Sarrautte el delegado, y completando el equipo tres juveniles, Sergio Cabrera, José García Padrón y yo mismo. Nos desplazamos a Madrid en mayo. Blas bebía mucho en ese tiempo, y se metía con todo el mundo, especialmente con José García, con el que tenía más confianza. El pobre aguantaba las arremetidas con estoicismo. Sarrautte meneaba la cabeza ante el mal estado de Blas, bastante enfadado. Sin duda le recordaba episodios de cuando Blas fue el encargado del bar y de la conserjería del club, años atrás.




Mejor le fue a nivel de equipos. Blas fichó ese año por el equipo Maspalomas, posiblemente por las influencias de su siempre amigo Gregorio Hernández, y jugó en la península el que sería el último nacional, con una alineación para recordar, el veteranísimo Luis Martín Estupiñán, jugador de los tiempos de la República, el argentino Roberto Debarnot, Juan Pedro Domínguez, etc.:


El luego MI Debarnot, Nicolas F. Avendaño, J. Anguera, J.P. Dominguez, L.M. Estupiñán y Blas sentado





Blas Rodriguez con José García Padrón y un servidor, Educación y Descanso, Madrid, mayo 1974

En 1975 Blas empieza sin embargo a tocar fondo. Ese año, por primera vez, pierde la categoría de preferente en el turbulento provincial en que Lezcano se retiró ante las críticas de prensa hacia los veteranos. No es convocado por el Maspalomas para jugar el campeonato nacional, y atraviesa unos momentos personales muy complicados. Juega muy poco. En 1976 intentó recuperar la categoría de preferente, pero ni siquiera logró clasificarse para el provincial, siendo batido en dramática partida en la última ronda por el juvenil Manuel Quesada. Las nuevas generaciones le estaban superando claramente. Tras una última participación a principios de 1977 en el IV Open Internacional Maspalomas, en que queda por la zona baja, decide retirarse. Se quejará después del "materialismo" de ajedrez en grancanaria, la profesionalización, el "peseterismo", pero también es claro que sus problemas personales, y probablemente también los recortes del presupuesto del ajedrez tras el cese de Marrero Portugués al frente de la Caja de Ahorros tendrían que ver.

Blas en 1976 jugando las semifinales del provincial en que no logró clasificarse.


3. Ultimas décadas. Nuevo retorno desde 1984 hasta su fallecimiento.-

           Cuando Blas decide regresar en 1984, en parte es ya una persona muy diferente. Ha controlado al menos algo sus adicciones, aunque sobre esto hay versiones contradictorias, los jugadores más jóvenes, cuando les pregunté sobre el último Blas, me dijeron que seguía con sus problemas, aunque sin las graves consecuencias y manifestaciones de los años anteriores, más contenidos. Por otro lado, en el aspecto técnico era un Blas también más prudente, posicional, pese a su gusto permanente por el ataque. Fraguela comentó que "ahora prefiere no debilitar su posición". También, en estos años, era un jugador bastante irregular, que combinaba actuaciones muy meritorias con otras donde perdía casi todas las partidas. Como suele ocurrir con los años, tenía problemas con el reloj, y se apuraba mucho de tiempo. Y en los torneos solía ir de más a menos.


Blas 1984 en su vuelta a los torneos


Pero mantenía un excelente nivel, y era capar de ganar a cualquiera. Por ejemplo en 1984 ganó a Francisco López Colón en el torneo de primera, y a Juan Pedro Domínguez en el provincial. Y es que a partir de ese año jugó mucho: logró clasificarse varios años para el provincial, aunque sin recuperar la categoría de preferente. También disputo varios Open Johnnie Walker y muchos Open Corte Inglés, lo que le permitió competir con muchos titulados MI y GM.

Blas en su retorno, campeonato de primera 1984

Jugando en primera contra López Colón, que le mira de pie. Ganó Blas.


En estas últimas décadas se incorporó, a nivel de equipos, al numeroso elenco del Gran Canaria, conjunto liderado por los nuevos maestros del este europeo que habían recalado en Las Palmas, como Barlov y Kurajika.


Blas con Ivan Trujillo años 90 probablemente
 Eso sí, tenía que jugar en el equipo B, porque en el A ya existían muchos jugadores más fuertes que él. Yo jugué contra él precisamente, por única vez, en equipos en 1991. En estos años, se acogía a la protección de Gregorio Hernández, uno de los organizadores del torneo, que le trataba con enorme cariño. El propio Gregorio fue quien le invitó al Open Internacional de Lanzarote en 1992, donde tuvo destacada actuación, ganando incluso a un MI. Disfrutaba en estos años rodeándose de las jóvenes generaciones, para quienes era ya un entrañable "abuelo" del ajedrez.  Eso sí, para algunos de ellos, el carácter de Blas era inhóspito, lo veían como un veterano de muy mal carácter con reacciones a veces explosivas. Para este torneo puede consultarse el texto de David Henríquez que transcribo después, con curiosas anécdotas.



Blas continuó jugando al ajedrez hasta prácticamente la fecha de su muerte en el 2011. Sin duda, su fallecimiento dejó un vacío enorme en los clubes de ajedrez, faltaba una "pieza" importante cuyos inicios se remontaban a la noche del ajedrez grancanario, a los tiempos heroicos de los 50 cuando muchos de los nuevos jugadores ni siquiera habían nacido.

Blas ultimos años


En su palmarés, junto a sus participaciones en distintos Open Internacionales, cabe destacar su campeonato de España individual de 1964, sus varias participaciones en los años 60 y 70 en campeonatos nacionales por equipos, sus varios campeonatos provinciales de los años 60 y el título de campeón regional de Canarias de 1968.

Ofrezco una base de datos provisional de Blas Rodríguez con unas 100 partidas de período entre 1961 y 1999, con partidas de torneos provinciales, Open Johnny Walker, Open Corte Inglés, etc. Existen por supuesto muchas más partidas dispersas y otras muchas se han perdido. Puede complementarse la base con las partidas del Open de Lanzarote de 1992 que ofrezco en en artículo correspondiente.

Blas base parcial 1961-1999

Pero debo cerrar este artículo con varios textos ajenos, el primero, del MF Ernesto Solana, contenido en mi libro "El juego de nuestras vidas" volumen 2. El segundo de David Henríquez, que fue compañero de equipo en los años 90. El tercero, un texto de Andrés Armas Suárez que abarca toda la vida de Blas, escrito especialmente para este blog.

1. Semblanza que trazó el MI Ernesto Solana para mi libro “El juego de nuestras vidas”: 

Mi primer encuentro con Blas (NA: Años 80) fue pintoresco, aunque yo nunca quise recordarle aquel episodio. Fue una tarde en el Club de León y Castillo, cuando irrumpió en la sala principal un señor maduro, vestido con traje formal y una flor en el ojal.


Por su locuacidad y andares, estaba claro que venía de alguna celebración… Miró alrededor, me eligió al azar y me retó a una partida sin reloj. Al principio él jugaba rápida y enérgicamente, hablaba en voz alta y golpeaba las piezas, mientras avanzábamos por las sendas trilladas del Ataque Marshall (más tarde supe que aquella era su posición favorita).

Tal vez esperaba dar buena cuenta de aquel desconocido pipiolo de pelucón afro y vestir descuidado… Lo cierto es que se fue sosegando hasta que con mucha corrección me felicitó y volvió a marcharse, esta vez más discretamente. Alguien me explicó que se trataba de Blas Rodríguez, por entonces retirado, que había sido Campeón de Canarias en sus mejores días...

No mucho tiempo después, volví a verlo en un torneo serio. En su regreso a la competición, volvió a obtener buenos resultados con un ajedrez chispeante y ambicioso. Posteriormente se clasificaría dos veces –y con gran solvencia- para el Provincial Preferente.

El talentoso Blas Rodríguez, brillante táctico y admirador de la escuela romántica, era un luchador ejemplar que sufría severos apuros de tiempo en cada partida, pues gozaba buscando ocultas posibilidades combinativas, porque para él el ajedrez, a la par que una lucha, era esencialmente un arte, un reto a la propia inventiva, una forma de expresión personal.

Recuerdo su cabeza y hombros inclinados en dirección al tablero, con la mirada perdida en la posición contraria -casi en estado de trance-, soltando de vez en cuando algo parecido a una tos nerviosa, sin reparar en que un cigarrillo se consumía entre sus dedos, o bien aquellos sucesivos cafés en la barra del Club, mientras los rivales trataban de defenderse de sus ataques.

Cuenta su leyenda personal –no del todo contrastada- que, durante un Torneo Internacional Ciudad de Las Palmas, salía de noche con su admirado Tal y jugaban partidas rápidas en algún bar…

En Lanzarote 92 fue invitado a un Open Internacional, donde sorprendió a todos con su gran motivación y un ajedrez realmente inspirado. Los participantes comíamos juntos en una terraza y comentábamos de buen humor los posibles emparejamientos… A Blas no le hacía gracia la posibilidad de enfrentarse a algún titulado, pero entonces miró pensativo a un Maestro Fide que se encontraba en modo vacaciones y dijo: “bueno, contra él sí, contra él si…”. Y estalló una risotada general en la mesa. Se ve que la jugada psicológica tuvo su efecto, pues Blas le ganaría después en gran estilo.


En otro torneo, se levantó y se detuvo a observar mi posición… Entonces se me acercó y murmuró sacudiendo la cabeza: “¡Tú eres un tenique, chico…!”, mientras se alejaba a paso ligero para volver a sumirse en sus cálculos, seguramente ya agobiado por el reloj. En general, le resultaba difícil jugar contra mí en aquellas luchas de concepciones opuestas… Tal vez por su condición de jugador autodidacta y romántico, flaqueaba en las posiciones de carácter más técnico, aunque en una de las partidas me hizo pasar malos momentos (fue en un Corte Inglés, una Siciliana, él con blancas).

En los últimos años de su vida era muy apreciado por todos, ya que se trataba de una persona entrañable, que se hacía querer con aquel sano sentido del humor, sus risas explosivas y su espontaneidad.

Ya por entonces su salud andaba algo deteriorada, probablemente como resultado de una vida intensa, que le había dejado profundas huellas de expresión en el rostro. Con los años, los médicos le recomendaron cuidarse más, y moderó o eliminó radicalmente alguno de aquellos hábitos. Pese a todo, siguió compitiendo con entusiasmo hasta los inicios del siglo XXI, cuando tristemente nos dejó.

Aunque era un jugador apasionado, que ponía el alma en las partidas y defendía vivamente sus puntos de vista, era esencialmente muy caballeroso, más allá de algún que otro arranque expresivo ocasional que pronto se le pasaba... Jamás tuve un problema personal con él, y siempre nos tratamos con respeto. Verdaderamente nos profesábamos afecto mutuo: a pesar de nuestras diferencias en edad, estilo y trayectoria personal, los dos amábamos profundamente el ajedrez.”

2. David Henriquez, compañero de equipo en el Gran Canaria, desde los años 90, escrito en internet con ocasión de su fallecimiento en 2011:


“Este pasado jueves 5 de mayo de 2011 nos dejó Blas Rodríguez González a la edad de 81 años, fue mi abuelo particular en el ajedrez. Blas fue de esos viejos rokeros del tablero, no en vano fue campeón provincial y regional en épocas pasadas. Le gustaba el juego romántico, y siempre que la posición lo permitía intentaba rematar la partida con una buena serie de golpes tácticos y agresivos. Yo tendría unos 15 años cuando lo conocí, y aunque ya por ese tiempo ya pasaba de los 50, siempre que se sentaba en el tablero aparecía su alma guerrera y su cuerpo le pedía marcha. En definitiva, sabía que empezaba una batalla y que había que dar lo mejor de si mismo. Recuerdo que más de una vez, en medio de la sala de juego y con silencio sepulcral se oía de repente un carraspeo de Blas. En ese momento sabíamos que su partida estaba en el momento crítico o que se abarruntaba una combinación mortal. En mi caso personal, a parte de compartir club durante muchos años en el Gran Canaria, tuve una sana rivalidad en el tablero en aquella época. Una vez conseguí ganarle y ya desde los análisis post mortem estaba pensando en la revancha!!!

Hace unos pocos años nos dejó su padre ajedrecístico Gregorio Hernández "Goyo". Recuerdo que siempre estaba pendiente de él y en cada Internacional de El Corte Inglés que arbitraba se interesaba por sus triunfos y era el primero que lo animaba en sus derrotas. Recuerdo que en el año 1992 después de jugar el Open Internacional de Benasque la expedición canaria tomó rumbo a Lanzarote. Cual fue mi sorpresa cuando vi que también jugaba Blas Rodríguez!!!. Seguramente Gregorio y los organizadores de la Sociedad la Democracia creyeron oportuno invitarle al evento. Recuerdo que estaba como un niño con zapatos nuevos, se sentía importante e incluso consiguió llevarse un trofeo que por desgracia se le quedó en una discoteca a la que fuimos al terminar el torneo. Al día siguiente se le comentó que ya se lo enviarían a Gran Canaria, pero Blas se empeño y antes de ir al aeropuerto quiso pasar por el local a llevarse el trofeo personalmente.

En las dos primeras partidas que jugué con él iniciaba mi andadura en la máxima categoría de la liga de Gran Canaria. En ellas Blas jugó al estilo Thal, es decir, sacrificios que en teoría no llegaban a buen puerto, pero que yo no supe refutar. En la primera fue tablas y en la segunda me vi desbordado por no encontrar la defensa a la entrega realizada:

[Date "1990.03.17"]
[White "Rodriguez, Blas"]
[Black "Henriquez, David"]
[EventDate "2010.05.08"]

1. e4 e6 2. d4 d5 3. Nd2 Nf6 4. Bd3 c5 5. e5 Nfd7 6. c3 Nc6 7. Ne2 cxd4 8. cxd4
f6 9. exf6 Nxf6 10. O-O Bd6 11. f4 O-O 12. a3 Qb6 13. Nf3 e5 14. fxe5 Nxe5 15.
Nxe5 Bxe5 16. Kh1 Bd6 17. Nc3 Be6 18. Bg5 Ne4 19. Nxe4 dxe4 20. Rxf8+ Rxf8 21.
Bxe4 Qxb2 22. Be3 Bc4 23. Rb1 Qxa3 24. Qh5 g6 25. Bxg6 hxg6 26. Qxg6+ Kh8 27.
Bh6 Rf7 28. Re1 Be7 29. Qh5 Kg8 30. Qg6+ Kh8 31. Qh5 Qd3 32. Bf4+ Kg8 33. Qg4+
Rg7 34. Qc8+ Kh7 35. Be5 Qd2 36. Qh3+ Kg8 37. Qc8+ Kh7 1/2-1/2

Date "1990.05.12"]

[White "Henriquez, David"]
[Black "Rodriguez, Blas"]

1. e4 c6 2. d4 d5 3. Nc3 dxe4 4. Nxe4 Nd7 5. Nf3 Ngf6 6. Ng3 e6 7. Bd3 Bd6 8.
O-O O-O 9. Bg5 Qc7 10. c3 h6 11. Bd2 b6 12. Qc1 Bb7 13. Ne4 Nxe4 14. Bxe4 Nf6
15. Bd3 c5 16. h3 c4 17. Bc2 Ne4 18. Be3 f5 19. Qd1 Rad8 20. Qe2 Qc6 21. Rfe1
Qb5 22. Bc1 Rf6 23. a4 Qe8 24. Qxc4 Qh5 25. Ne5 Nxf2 26. Kxf2 Bxe5 27. Rxe5 Rg6
28. g3 Qf3+ 29. Ke1 Qxg3+ 30. Kd2 Qxe5 0-1






Pero ese mismo año nos volvíamos a encontrar frente al tablero, esta vez era el torneo de Schaman. Como siempre, el buen pique entre mi abuelo y yo estaba en el aire, y ya era hora de que me tocara a mí. Esta vez fui yo quien le hizo probar su propia medicina y esta partida y unas cuantas más me valieron conseguir ser primero en este torneo:


[Date "1990.10.10"]

[White "Rodriguez, Blas"]
[Black "Henriquez, David"]


1. e4 e6 2. d4 d5 3. Nd2 Nf6 4. e5 Nfd7 5. Bd3 c5 6. c3 Nc6 7. Ne2 Qb6 8. Nf3
cxd4 9. cxd4 f6 10. exf6 Nxf6 11. a3 Bd6 12. Nc3 O-O 13. O-O a6 14. b4 Qc7 15.
Qb3 Ng4 16. Be3 Bxh2+ 17. Kh1 Bf4 18. Qc2 Rf6 19. Rfe1 Bxe3 20. fxe3 Qg3 21.
Re2 Rh6+ 22. Kg1 Bd7 23. Bf5 exf5 24. Nxd5 Nh2 25. Ne1 Ng4 26. Nf3 Re8 27. Nb6
Nh2 28. Ne1 Qh4 29. Rd1 Ng4 0-1
Site "?"]

No me acuerdo si fue en esta partida o en otra que conseguí también ganarle, pero en los análisis post mortem ocurrió que a cada variante que se le ocurría a Blas para mejorar su posición yo se la refutaba, hasta que en un momento ya cabreado dijo:" Lo que pasa es que te tenía que jugar 1.d4 en vez de 1.e4!!!". Era un crack, y siempre tenía presente que después de una derrota, ya me encontraría frente al tablero para devolvérmela. Y así fue, al año siguiente jugamos el Open de Ajedrez Cono Sur del Tesegue y me devolvió la derrota. En esta ocasión jugó con un poco de más cautela y se quedó mejor en el medio juego. En la parte final de la partida hay muchos fallos por ambas partes fruto de los apuros de tiempo, pero eso no cuenta, Blas se salió con la suya:

[Date "1991.07.09"]
[White "Rodriguez, Blas"]
[Black "Henriquez, David"]
[Result "1-0"]


1. e4 e6 2. d4 d5 3. e5 c5 4. c3 Nc6 5. Nf3 Qb6 6. Be2 cxd4 7. cxd4 Nge7 8. Nc3
Nf5 9. Na4 Bb4+ 10. Kf1 Qd8 11. h4 h5 12. a3 Be7 13. g3 g6 14. b4 a6 15. Bf4
Bd7 16. Nc5 Bc8 17. Rc1 f6 18. Bd3 fxe5 19. Bxf5 gxf5 20. Nxe5 Nxe5 21. Bxe5
Rh7 22. Kg2 Bxc5 23. Rxc5 b6 24. Rc6 Bd7 25. Bc7 Qc8 26. Rc1 Qb7 27. Qd2 Bb5
28. Be5 Bc4 29. Rhe1 Qf7 30. Rc3 b5 31. Qc2 Kd7 32. a4 Qe7 33. Rce3 Qxb4 34.
Rb1 Qe7 35. Bf4 Rc8 36. Qd2 Rc6 37. axb5 Bxb5 38. Qa5 Qd8 39. Rxb5 axb5 40.
Qxb5 Qb6 41. Qa4 Qa6 42. Qb4 Rc1 43. Re1 Rxe1 44. Qxe1 1-0




Así que: querido abuelo, querido Blas, si ves a "Goyo" dale recuerdos, y si ves a Ilundain rétale, seguro que no te dirá que no."

3. Texto de Andrés Armas Suárez, redactado en primicia para este blog:

BLAS RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, HISTÓRICO MAESTRO CANARIO

EL 5 mayo de 2011 falleció en Las Palmas de Gran Canaria, a los 82 años, uno de los maestros históricos del ajedrez canario que destacó  en los años sesenta y setenta del pasado siglo al conquistar dos campeonatos regionales, dos provinciales y dos subcampeonatos, superando a los mejores de aquellas èpocas, Germán Pírez, Pedro Lezcano, Fernando Sagaseta, Miguel Navarro, "al niño", Juan Pedro Domínguez, y a los por entonces muy jovenes, Ángel Fernandez y Juan Rafael Betancort. Tambien jugó el 29 campeonato de España individual de 1964, y formó parte de la selección de Las Palmas que en 1.970 se enfrentó en dos ocasiones al por esas fechas número uno del ajedrez mundial no soviético, el danés-canario (por los muchos años que vivió en Gran Canaria) Bent Larsen, en sendas simultáneas con reloj a 10 tableros. Añadan a todo esto sus trabajos en la Federación, en el club de la Caja y un arco iris de etcéteras por su forma de ser  dentro  y fuera del tablero. Fue, qué duda cabe, un maestro con muy mala suerte en prolongadas etapas de su vida  
Sus compañeros de aquellos años coinciden en que su ajedrez mostraba fases muy interesantes, creativas, y que cuando se sentaba a jugar desprovisto de sus penosas ataduras psíquicas, era un adversario muy peligroso y difícil de batir.  Quiero traer a este relato su devoción por el  GM soviético David Bronstein. figura indiscutible de su época, que jugaba "las indias de rey" como los propios ángeles, defensa preferida por Blas. En el I Torneo Internacional Ciudad de Las Palmas de GC. Blas quiso saludar a su admirado Bronstein y yo  hice de intermediario. ¡Que contento se puso cuando se hicieron una foto y jugaron algunas partidas rápidas, a 5 minutos!...  
  Blas empezó a jugar a una edad tardía, 16-17 años, entre 1947-1948 en la barriada de Schamann. Vivía en la calle el Audaz. Eligio Quinteiro, coetáneo de Blas, y uno de los históricos de nuestro ajedrez más queridos, recuerda jugar con él en un bar que en esos años había cerca del hotel Parque de San Telmo, y en el que igualmente jugaba, por cierto muy bien, un médico de Schamann llamado Pepe Ramón.  
  Podemos decir que Blas tuvo una formación inicial tipificada de "autodidacta" ya que la Madre Naturaleza le había dotado de una inteligencia natural con olfato "a talento", virtud  que le facultaba para sobresalir no sólo en ajedrez, sino en otras disciplinas como el fútbol, deporte que practicó hasta su salida de la mili. Decir al respecto, que Blas era primo hermano de Rafael Mujica González, un extraordinario puntal del histórico Real Club Victoria, del viejo Atlético de Madrid y posteriormente de la Unión Deportiva Las Palmas.
Nadie le puede discutir su merecido protagonismo en aquellas décadas, eso sí, repleto de prolongadas sombras, toda vez que el indecisfrable y misterioso Destino le jugó amargos, complicados y dificiles años  en su vida privada, tantos, que le obligaban a permanecer alejado de las competiciones intermitentes y duraderas etapas, volviendo siempre a jugar, "tras  enésimos tropiezos en la misma piedra" y así hasta que alcanzó los sesenta años, periodo en el que inició una etapa de solidez definitiva en su vida personal, que supuso para sus amigos un verdadero milagro, ya que su transformación esta vez, sí que fue para siempre, participando en sus últimos 22 años, ya con un nivel de juego más bien modesto, en toda clase de torneos tanto individuales como por equipos, concretamente hasta dos meses antes de su adiós definitivo. Fue muy apreciado por los que le tratamos desde los  años cuarenta, cincuenta, sesenta y posteriores, y por las jóvenes generaciones.Su protagonismo con los atuendos "del otro Blas" está repleto de múltiples y variopintas anécdotas de las que les citaré algunas. 
He de confesar que mi primer recuerdo de Blas Rodríguez se remonta nada menos que al mes de julio de ¡¡¡1959 !!!, año en el que el ajedrez grancanario llevó a cabo un sensacional y magistral torneo, un sextangular, con la presencia del mítico Arturito Pomar junto a su cuñado Eduardo Pérez y los grancanarios Germán Pírez, Pedro Lezcano, Fernando Sagaseta y la gran sensación de aquella década, el cariñosamente llamado "el niño", como he manifestado más arriba, Juan Pedro Domínguez, un joven de 24 años que se dejaba la piel en cada partida y que acabaría proclamándose vencedor del certamen tras derrotar contra pronóstico al  ex-niño prodigio.
Este sextangular fue sin duda la primera piedra de lo que vendría más tarde, primero en 1964 con la organización del Campeonato de España Individual, y a partir de 1967, con la apertura del primer club de ajedrez que la Caja Insular puso en circulación dando paso al fenómeno ajedrecístico jamás igualado en la historia del deporte isleño. Tres nombres brillarían cual impactante constelación en las noches estrelladas de aquellas décadas: Pierre Joly Dumesnil, Juan Marrero Portugués y Juan Rafel Betancort.
En relación  con el  capítulo  ayudas al "otro Blas" hemos de subrayar que estuvo capitaneado por Pierre Joly Dumesnil, Juan Marrero Portugués, Joaquín Sarrautte, Juan Rafael Betancort Curbelo  y Pedro Lezcano Montalvo. Todos tuvieron con él una paciencia infinita en sus reiteradas "recaidas", prestando siempre especial ayuda  al Blas que las olas devolvían a la orilla tras una zozobra más en su hundimiento mental por su adicción etílica. Si he de resaltar a alguno de ellos me inclinaría por Joaquín Sarrautte, el gran amigo de Pierre, más que un hermano, que trabajó lo indecible por el ajedrez, detrás de las bambalinas y alejado de los aplausos de primera línea  y que nunca se cansó de encontrar para Blas un puesto en la organización federativa que le ayudara a recuperarse, a disfrutar de la normalidad.
He de incidir cómo conocí a Blas en el comentado y recordado torneo sextangular que la Federación Insular organizó en 1959, primer gran acontecimiento que tenía lugar en Gran Canaria desde que el irrepetible Campeón del Mundo Alexander Alekhine nos visitara en 1946, pocos meses antes de su muerte.
Sucedió que uno de los escenarios del Sextangular era el hotel Cairasco donde yo trabajaba. Una tarde vi a Blas ilustrando a los aficionados a través de un tablero mural instalado en una sala próxima al Bar del hotel. Le recuerdo gesticulando muy rápido las secuencias de cada movimiento.  Lo que son las casualidades, nueve años después, en 1967, yo continuaba en el hotel ya como subdirector. Una tarde atendí en la recepción  a dos señores. Eran el directgor general de la Caja Insular de Ahorros y Presidente de la Federación, Juan  Marrero Portugués, y Pierre Joly Dumesnil, vicepresidente  y alma mater del ajedrez grancanario. Venían a  concretar la apertura de un club de ajedrez en los bajos del hotel, club que abriría sus puertas el mes de octubre del mencionado 1967. Para mí, una inmejorable oportunidad de recordar al profesor que me enseñó a jugar a mis 12 años, Salvador Peña Rivero, por cierto, dotado de un estimable nivel de juego, habiendo tomado parte en varias competiciones oficiales de primer categoría.
A partir de 1967 recuerdo que todas las tardes después de almorzar bajaba al Club a jugar alguna partida y sobre todo para admirar las habilidades de "un tal" Ángel Fernández, a la sazón flamante Campeón de España. Era, no cabe duda, un mundo fascinante. Hasta que me tropecé con un joven de 25 años, impecablemente vestido, fisicamente atractivo, de acusada personalidad, que  jugaba muy bien. Me llamó a su despacho y me ofreció formar parte del equipo directivo.  Fué, lo qué son las paradojas de la vida, mi primer renglón con el ajedrez organizativo que finalizaría... ¡¡¡ en 2016 !!!,tras  la friolera de 49 años ininterrumpidos ejerciendo de cronista especializado, secretario general federaciones Canaria y de Gran Canaria y presidente del Club de la Caja 39 años, y responsable del departamento Ajedrez dentro de la muy amplia y prestigiosa Obra Social de la Entidad de Ahorrosm, por lo que, deduzcan si no tengo materia prima para hablar de Blas Rodríguez, indiscutible protagonista de esta historia.
Y no puedo rubricar la trayectoria de Blas sin contarles algunas y creo que sabrosas anécdotas todas ellas con "el otro Blas" como pintoresco primer actor.
Por ejemplo, cuando hizo la mili  y formaba parte del equipo de fútbol de Aviación que tenía que jugar un encuentro decisivo de cara al título... y no se presentó por culpa de lo de siempre, hasta el punto de quedarse dormido, llegando al campo con el encuentro ya comenzado y teniendo que aguantar las tarascadas verbales del Capitán de su Ejercito ...Perdían al descanso por 3-1 y el susodicho Capitán no sabía qué hacer... "Blas, le dijo, quítate el chándal, vas a salir a jugar, pero no de defensa  que es tu puesto habitual, sino de ¡ delantero centro!...
Al final el jolgorio fue inenarrable. Blas y sus compañeros celebraron el triunfo de su equipo por 4-3... ¡con tres goles marcados por el inefable Blas!...
Y  finalizo con el show que Blas nos obsequió en 1972 con motivo de la celebración del I Torneo Internacional de Ajedrez Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en el que la organización invitó a los participantes a visitar la Playa de Maspalomas con almuerzo en el hotel Oasis. Todo fue estupendo, a pedir de boca, hasta que en los postres, el excampeón del mundo Vassily Smylov que poseía una potente y bella voz de barítono,  quiso expresar su agradecimiento a la organización, en su nombre y en el de todos los compañeros ajedrecistas participantes, con una bella canción napolitana, "Oh Marí"...Smyslov subió a una tarima instalada en la amplia sala-comedor y empezó a desgranar en italiano la inmortal... divina luz de alma escúchame con calma y verás lo que es amor, Oh, Marí, Oh Mari, ven que la noche es dulce, el cielo es un manto, tu duermes, yo te canto, Oh Marí, Oh Marí... 
La voz de Smyslov era seguida con admiración en medio de un impresionante silencio y respeto, hasta que de pronto, oh sorpresa, aparece en la tarima la figura desafiante de Blas Rodríguez que de manera  agresiva (ese era el principal peligro en su penosa adicción etílica ) exclama mirando fijamente al ilustre excampeón mundial: "¡Aquí, quien canta soy yo!, le espetó enérgico y desafiante... y sin esperar respuesta comienza a entonar un tango (por cierto, lo hacía muy bien) ...." ante la perplejidad de los responsables federativos... " ¡mis buenos Aires Queridos... cuándo te volveré a ver!... ".
Blas fue sacado, no sin resistencia, del escenario, volviendo Smyslov a reiniciar su ¡ Oh Marí !... y volviendo Blas a subir a la tarima a entonar su tango.... y lo organizadores a evitarlo, hasta que Smyslov echándole el brazo por encima dijo muy sereno y sonriente:... por favor,  quiero cantar con mi amigo "el boracho"... Blas le miraba sin entender nada, hasta que Smyslov, mirándole fijamente comenzó a tararear una frase del famoso tango de Gardel... y Blas le siguió..
El excampeón del mundo sin dejar de sonreir, descendió con él de la tarima "entregándolo" cariñosamente a la organización....
Los últimos 20 años de su vida los pasó Blas como hemos dicho completamente recuperado de su adicción.Vivía solo en su estupenda casa de  la calle El Audaz en Schamann, con la ayuda de una de sus hermanas y con el Ajedrez como refugio espiritual, tomando parte en todas las competiciones tanto individuales como por equipos que se organizaban, en especial en las del Club de la Caja .(figuraba en el Club Centro Goya- Villa de Teror del recordado Rafael Fuentes). Acostumbraba llegar al Club con bastante antelación, sentándose en un rincón de la barra del bar, y pidiendo un café doble, siendo saludado de manera cariñosa por participantes de varias generaciones, entre bromas y  comentarios sobre variantes y resultados de sus partidas. ¡ El viejito, solía decir mientras degustaba el café,  dará todavía mucha guerra!..
       ¡ Y no vean cómo bromeaba con Ildefonso Lasso y conmigo cuando de manera unánime e inéquivoca, los dos, en voz alta y solemne, llamabamos al encargado del Bar y le deciamos. " por favor, tome usted nota y no se equivoque: Este señor, Blas Rodríguez González, está siempre invitado a lo que él consuma en el Bar...lo firmamos el presidente y vicepresidente del Club...
... Y volvía a sonreir..."
      

     









L   




martes, 28 de julio de 2020

Ajedrez local Tenerife. Campeones provinciales 1944-1977


Ajedrez local Tenerife. Campeones provinciales de Tenerife 1944-1977.

Ricardo Moyano. Julio 2020.

Agradecimientos a los datos proporcionados por el presidente de la Federación de Tenerife Agustín F. Manrique, Angel Jiménez Artega, J.M. Ramos, y Lucas Mendoza Contreras.

Circulo de la Amistad XII de enero


Está por escribir la historia del ajedrez tinerfeño, aunque existen interesantes iniciativas, como las promovidas por el  investigador Angel Jiménez Arteaga en distintos recursos internáuticos. Por mi parte, por falta de conocimientos y de fuentes, he limitado mis investigaciones a la provincia de Las Palmas. No obstante, en esta ocasión quiero ofrecer unos breves apuntes sobre el campeonato provincial de Tenerife, basados en la escasa prensa digitalizada hasta el presente de esas épocas históricas -Aire Libre, Diario de Avisos, Gaceta de Tenerife, etc.- para el período 1930-1976, que sirva acaso de acicate para trabajos ajenos de mayor envergadura.

La evolución del juego organizado de ajedrez en la provincia occidental en cualquier caso presenta grandes similitudes con la provincia de Las Palmas al menos en las décadas de los 30 y 40. Entre 1955 y 1960 Tenerife tuvo un notable apogeo, y a partir de 1960 fue Las Palmas la provincia hegemónica en el período analizado.

Años 30: Si en los años 30 en la provincia oriental se constituye la Sociedad Ajedrecística en el Gabinete Literario, en Tenerife el ajedrez se desarrolla de manera menos organizada, con algunos torneos celebrados en el Casino y en el Círculo de la Amistad XII de Enero de la capital -verdadero nucleo del ajedrez tinerfeño, sociedad cultural fundada a mediados del s. XIX-. Sin duda el hecho diferencial con Las Palmas en esta década fue la ausencia en Tenerife de un jugador tan relevante como lo fue en Las Palmas Germán Pírez Pérez, jugador, organizador, cronista de prensa de todo lo que olía a ajedrez en Gran Canaria. Tenerife estuvo en estos años a rebote de la actividad de Pírez, de modo que campeones extranjeros captados por Pírez como el suramericano Borenstein o el francés Gromer también se desplazaban después a Tenerife para dar clases y ofrecer simultáneas. Los jugadores relevantes estos años iniciáticos son algunos de los que siguieron jugando en los años 40, como el periodista Enrique García Talavera, Alfredo Pedreira, Nicolás Pérez -que sería el primer presidente de la Federación después-, etc.

Años 40: Paralelamente a lo que sucedió en Las Palmas, la guerra civil impuso una pausa competitiva, de la que solo se sale en Tenerife en 1941, cuando se constituye la primera agrupación ajedrecística en el Círculo de la Amistad, que aglutina a las peñas existentes en otras sociedades, Iberia, Price, etc. Parece ser que fue dos años después, en 1943, como sucedió en Las Palmas, aunque probablemente unos meses más tarde, cuando se constituye la Federación tinerfeña, con Nicolás Pérez de presidente como ya dije, y Alfredo Pedreira como secretario. Así lo contó el propio Pedreira en un artículo clave publicado en la revista Ajedrez español en mayo de 1944.

Dado que La Federación nacional deseaba que los campeones de Las Palmas y Tenerife se incorporaran a las semifinales del campeonato de España, se organizan los primeros provinciales en ambas provincias -en Las Palmas ya había existido un torneo entre Pírez y el doctor Carlos Rodríguez Lafora en 1942-1943 que supuso el primer provincial para Pírez-. Pírez en cualquier caso se impone de nuevo en 1944, y a pesar de sus problemas por sus actividades políticas ilegales, recibe un salvoconducto para disputar las semifinales estatales en Madrid. En cambio en Tenerife el primer campeonato provincial, de principios de 1944, fue accidentado. Había surgido en este tiempo un nuevo jugador de fuerza, Juan Daranas. Enrique García Talavera, veterano ya, se considera el favorito, pero Daranas gana todas las partidas. Sorpresivamente, García Talavera impugna la partida ante la FEDA, alegando que su rival no apuntó todas las jugadas. Daranas se defiende diciendo que García Talavera le había excusado de apuntar por sus problemas de ansiedad. El conflicto va a suponer que Tenerife se queda sin representante, ya que la FEDA no puede resolver el expediente a tiempo. La FEDA decidió que mientras solventaba el recurso, disputara el nacional Nicolás Pérez, como presidente de la Federación, pero Nicolás declinó jugar por razones que no están muy claras, quizá para no enconar el problema. Finalmente La FEDA confirmó el título de Daranas, pero demasiado tarde: Tenerife se quedó sin representante nacional… ¡hasta 1959!. Claro es que Las Palmas tampoco mandó esos años jugador alguno al nacional.

Cuando Pírez regresa de las semifinales estatales, le sorprende lo alicaído que está el ajedrez en Las Palmas. Se desplaza a Tenerife a jugar,  donde planea un match contra Daranas que nunca se disputará. Considera que aunque en Tenerife hay menos jugadores, la implicación en el juego es mayor. También se desplaza el doctor Lafora desde Las Palmas. Ambos grandes jugadores ayudaron mucho al ímpetu del ajedrez en Tenerife según reconoció en su texto de 1944 Alfredo Pedreira. Y es que Lafora había sido médico en Tenerife en los años 30, y tras haber  sido condenado en consejo de guerra en 1937, y sufrido prisión, había logrado la conmutación por pena de destierro, que cumplía en Las Palmas montando consulta médica en Telde, pero desplazándose de vez en cuando a la isla hermana. 

Hombres importantes en Tenerife, citados por Pedreira, son el comandante Machiñena, Paulino Melián, Enrique García Talavera, etc. Pero podemos citar jugadores fuertes de esos años también, como Claudio Rafael, el joven Ramoncito García Pérez -no confundir con el más veterano Ramón García Cabrera de Las Palmas- etc.

A mediados de 1945 se juega el segundo provincial en Tenerife. El escaldado Enrique García Talavera empata con Porfirio Díaz, que le bate en el desempate, pero no se desplaza a jugar el nacional.

La Federación tinerfeña está más activa desde ahora que Las Palmas, con la incorporación a la secretaría de Francisco Martín Coello, que venía fomentando el juego en la entidad Masa Coral, y se mueve para lograr que el campeón del mundo Alekhine de simultáneas en Tenerife. Ahora será Las Palmas quien aproveche el viaje para organizar una única jornada del ruso en el Gabinete Literario, frente a las varias sesiones que disputó en Santa Cruz de Tenerife.

Pero tras estas simultáneas, por sorpresa, el gran baluarte de la Federación que era García Talavera, tras ganar su partida con Alekhine, anuncia su retirada del ajedrez. Se niega a explicar las razones, y nunca lo hará -en un artículo de muchos años después en la prensa grancanaria señalaba que nunca revelaría el origen de su retirada-. Pero parece que claro que fueron desavenencias personales con los dirigentes federativos el origen de su adiós. A su marcha se sumó poco después otro mazazo, la partida a América del nuevo secretario de la federación Francisco Martín Coello, que era uno de los responsables principales de esos años. Poco antes se había hecho cargo de la reorganización federativa, como manifestó en una entrevista:

Se ha constituido (de nuevo) la Federación tinerfeña de ajedrez. Don Francisco Martin Coello es hombre que ha llegado a tan alto cargo por su tenacidad, su capacidad organizadora y su entusiasmo por el noble juego. El fue quien levantó el ajedrez en la Masa Coral, creando de la nada un potente grupo ajedrecístico y salvando con su decisión los obstáculos que hacían presagiar el fracaso; es él quien lleva la labor más agotadora y de más peso en la Federación.

—¿Mucho trabajo?, le preguntamos a modo de saludo.
—Ya se lo puede usted figurar. Después de tanto tiempo do inactividad, hay que organizar todo de nuevo, como si realmente comenzásemos ahora.
—¿Hay muchos clubs federados?
—En la actualidad contamos con el Price, Iberia, Masa Coral y Círculo de Amistad, todos los cuales tienen sus representantes en la Federación. Poro existen otros grupos de aficionados, que no dudamos terminarán federándose. La Federación les Invita a que se pasen por nuestro edificio social sito en el edificio del Círculo de Amistad. (...)"

En el torneo provincial de 1946, tercer provincial, venció Paulino Melián. Pero con este torneo acabó todo, pues la partida de Martín Coello, tras el abandono del ajedrez de García Talavera, pararon la federación. A partir de aquí, como sucedió en Las Palmas a partir de enero de 1947 con la huida de Germán Pírez a la clandestinidad política, las dos federaciones dejan de funcionar. Una crónica de 1949 hacía un llamamiento al retorno de la actividad ajedrecística en Tenerife en el periódico Aire Libre: “Escribo unas líneas sobre el abandono en que se tiene a nuestro deporte intelectual… Fue en el año 1945 cuando estuvo a visitarnos el coloso del tablero, Alejandro Alekhine…. Años más tarde se celebraron varios torneos y al final el campeonato de Tenerife, en que quedó campeón el veterano jugador del Círculo de Amistad, Paulino Mellan y subcampeón uno de los nuevos valores Honorio González, del Price. A partir de esa fecha no ha habido ningún torneo verdaderamente importante. Alguna que otra escapada de nuestros vecinos laguneros, únicos que han seguido practicando con cierta asiduidad, pero quo no ha cristalizado en nada serio. La ausencia del veterano jugador y organizador, Enrique García-Talavera, y la del activo Secretario de la Federación,  Martin Coello, indudablemente dejarán un vacío,  pero podemos nosotros proseguir su labor y dar cima a nuestra máxima ambición,  la de que nuestra isla figure, al igual que en otros deportes, en el primer plano nacional”.

Ciertamente el llamado logró al menos que se reconstituyera la Federación. En este mismo 1949 es nombrado presidente Juan Ríos Tejera, incorporándose a la plancha federativa nombres destacados como Paulino Melián o Nicolás de la Rosa. La mano del nuevo presidente se nota en que el aumento de torneos, aunque no consta que se celebraran campeonatos oficiales para decidir el campeón provincial. Pero sí al menos empezaron a jugarse torneos en Santa Cruz y La Laguna con cierta regularidad. Pronto se inició la llamada Copa Tenerife en el Círculo Mercantil, promovida por Teobaldo Pérez Picard, que comenzó a disputarse hacia 1949 y se mantendría durante una década al menos.

Años 50.-
En estos años empiezan a destacar jugadores como el doctor Pedro Rodríguez Trujillo, el lagunero Rodríguez Sosa, el ya citado Nicolás de la Rosa y el jugador catalán José Cardona Marcet, junto a otros como Lucio Bacallado,  Benjamín Ascanio, Vicente González, Adalberto Villavicencio -probablemente el padre del luego MI de igual nombre-  y el joven Alberto Renshaw (1935-2000), que en estos años cursa sin embargo estudios universitarios en Madrid. Se juegan algunos torneos como esta Copa Tenerife de 1951, torneo ya citado, que es uno de los más relevantes de estos años:


Pasan unos cuantos años más, hasta que el catalán José Cardona Marcet decide finalmente involucrarse más  y asumir la secretaría  federativa, en 1956, ocupando la presidencia Teobaldo Pérez Picard, que ya estaba siendo el "alma mater" del ajedrez en el Círculo Mercantil desde años atrás. Ambos, con el apoyo del doctor Rodríguez Trujillo, impulsan de forma notable el ajedrez en este lustro, una auténtica edad de oro del ajedrez tinerfeño:  Logran que en 1956 nada menos que Arturo Pomar participe en un torneo en Tenerife –“Cigarrillos 46”- junto a los mejores jugadores tinerfeños;  igualmente ofrezca varias simultáneas. El buen nivel de los tinerfeños queda reflejado en que 5 de los 20 simultaneados ganaron a Pomar. Pomar ganó el torneo, aunque perdió con Nicolás de la Rosa. Segundo fue  Pedro Rodríguez Trujillo.



Son tiempos de euforia en Tenerife. Ante la ausencia de Federación en Las Palmas la de Tenerife fue considerada Federación Regional. Se juegan varios torneos, en el Círculo Mercantil, en La Laguna -donde se constituye ahora el Orfeón La Paz en la sede de esta entidad- etc. Se proyecta como continuidad a la visita de Pomar la del MI Román Torán, que llegará en efecto poco después. Torán recuerda como anécdota que dado que no se conocían unos y otros, se saludaron en el aeropuerto al reconocerse por las insignias de ajedrez que lucían en las solapas.

Cardona es entrevistado varias veces esos años, y cita como jugadores destacados a Rodríguez Trujillo, el también tenista Hafner, los hermanos Zurita, Lucio Bacallado, etc.  También es entrevistado en 1957 el presidente T. Pérez Picard:

-¿Cómo nació en Vd, la afición por el ajedrez?

-Como miembro directivo del Círculo Mercantil organicé dentro del programa de las Fiestas de Mayo y en contacto con un grupo de ajedrecistas, socios del Círculo, como eran Oscar, Mario y Antonio Zurita, José Cardona, Pedro Ayala, Paco Pérez, Arturo Borges, García Vivas y, otros más, un torneo en el que participarían las sociedades que practicaran el ajedrez, denominándose al mismo "Torneo Copa de la Ciudad" (Copa Tenerife, N.A,), el cual tuvo un feliz desarrollo, animándonos a organizarlo cada año, durante ocho consecutivos, contando con el actual, que se está jugando aún. De ahí que me haya encariñado con el ajedrez.

—¿Es este el mejor momento del ajedrez tinerfeño.

—En mi opinión, sí; porque es cuando mayor auge ha tenido el ajedrez, no sólo en Tenerife sino en toda Canarias, sin que por ello vayamos a olvidar las competiciones organizadas por la revista "Torneo" que dirigía el periodista y destacado jugador, don Angel Acosta; la "Copa García Talavera", con aquellos magníficos jugadores de "antes": Honorio, Jaime Minguez, Ramón García, Luis Pastor, Cristóbal García, y aquel trío compuesto por Juan Daranas-García Talavera-Porfirio Díaz. No obstante, considero a Pedro Rodríguez  Trujillo y Vicente González tan buenos jugadores como aquéllos.


En 1957 este nuevo equipo Pérez Picard-Cardona logra por fin que se disputen los torneos federados, interrumpidos desde 1946. Hay expectación en el primer provincial, con la ilusión de que el campeón acuda por fin al campeonato de España. Pero no se impone ninguno de los conocidos, sino un jugador alcoyano afincado esos años en Tenerife, Angel Ivorra Picó. Ivorra comenta como rivales destacados a Vicente González, Rodríguez Sosa, Cardona, Rodríguez Trujillo, Asensio Ayala (1928) -primera participación del joven gomero-, etc. Ivorra finalmente no pudo acudir al campeonato de España, ya que tenía problemas laborales y el torneo duraba tres semanas.

En este año de 1957 existían ya contactos entre Tenerife y Las Palmas, donde el joven francés Pierre Dumesnil intentaba también reconstituir la federación, inoperativa desde fines de los 40, apoyándose en José Cardona Marcet, y el primer fruto fue un doble encuentro amistoso de selecciones, disputado en el Bar Fabelo en Las Palmas y en el Círculo de la Amistad en Tenerife. Tenerife venció, demostrando los progresos de su ajedrez en estos años. Las Palmas empezaría a cobrarse la revancha a partir de 1960.

Desde 1958 destaca el jugador gomero Asensio Ayala Trujillo -figura señera, decano del ajedrez canario con sus actuales 92 años-, que ya había jugado el torneo de 1957 pero es ahora cuando destaca, acumulando cuatro triunfos consecutivos. En este año de 1958 fue seguido del veterano Vicente González y Benjamín Ascanio. Hay que destacar que el temible Ivorra dejó de jugar los torneos de la categoría.

Por supuestos en estos años además del provincial se disputaban muchos torneos en el Círculo de la Amistad, Casino y en otros lugares.

En 1959 el título tenia premio, ya que el campeonato de España se disputaba en Tenerife. Asensio Ayala demostró de nuevo su fuerza, y sería la única vez que jugara  ya que no era amigo de viajar fuera de Canarias. Segundo fue Nicolás de la Rosa, tercero Cardona y cuarto  el joven Rodolfo Gómez Camacho  (1941) llamado a ser de los mejores tinerfeños en lo sucesivo junto al propio Nicolás De la Rosa y poco después Gregorio Rodríguez Vera (1941-2016). También jugó otro destacado en los años siguientes, Juan Castro.

A fines de 1959 los federativos tinerfeños se desplazan a Las Palmas  a petición de Dumesnil para constituir formalmente la nueva federación de la provincia oriental: el psiquiatra Rafael O’Shanahan ocupa la presidencia, y Dumesnil la vicepresidencia. Es el momento de disputar por fin campeonatos regionales. De hecho, la FEDA solo autoriza una plaza a Canarias: para el campeón regional, que luego tendrá que jugar las semifinales sur del campeonato estatal. Se implanta pues en 1960 un formato, liguilla a doble vuelta de cuatro jugadores, que se mantendrá hasta la desaparición del regional en 1973. El campeón y subcampeón de cada provincia deben luchar en sede alterna cada año por el preciado título. Aunque la mayor parte de los años -con excepción de tres, dos ganados por Rodríguez Vera y uno por Rodolfo Gómez- los ganarán jugadores grancanarios.

Años 60 y 70.-
En el provincial de 1960 Asensio Ayala repite triunfo en Tenerife, y el subcampeón es Rodolfo Gómez Camacho-atención a este nombre, destacado jugador en los años y décadas  siguientes-. Pero Ayala no tenía interés en los campeonatos regionales ni nacionales, por lo que renuncia a viajar a Las Palmas, donde se celebraba el torneo. En su lugar acuden el subcampeón Rodolfo Gómez y el tercero Nicolás de la Rosa. Pese a todo, la vuelta al ajedrez de Germán Pírez y el buen nivel de jugadores como Fernando Sagaseta o Juan Pedro Domínguez va a dificultar mucho como digo estos torneos para los jugadores tinerfeños. En este primer año en 1960 el campeón regional es Sagaseta, que juega las semifinales en Granada y se clasifica en repesca para el nacional de Lugo. La victoria de Sagaseta sobre De la Rosa en este regional será una de las preferidas de siempre del vehemente abogado y político grancanario, táctico por excelencia. En este año se inician también regularmente enfrentamientos entre las selecciones de Tenerife y Las Palmas, que solían jugarse un fin de semana en una de las islas y otro fin de semana en la otra. El nivel de Las Palmas estaba subiendo de forma espectacular y la selección grancanaria se impone en la mayoría de estos encuentros  de gran rivalidad y camaradería, que se prolongaron hasta entrada la década de los 70, aunque en alguna ocasión venció también Tenerife.

En 1961 Asensio Ayala Trujillo logra por cuarta vez consecutiva el título de campeón provincial, pero en esta ocasión tampoco disputa el regional, y si el año anterior alegó razones profesionales, ahora son sentimentales: embarca enseguida para su Gomera natal, para contraer matrimonio y residenciarse en la isla redonda. Lo que supondrá el fin de los provinciales de Ayala. Serán el segundo, Gregorio Rodríguez Vera, y el tercero, Luis Darias, quienes disputen el regional, en el que vence sin problemas el grancanario Germán Pírez.

Rodolfo Gómez contra Germán Pírez en 1961

En 1962 se alza con el título de campeón provincial el joven Rodolfo Gómez Camacho (1941) , que comienza a ser un jugador ya descollante, y relataba sus inicios en el ajedrez al diario Aire Libre: Comenta que aprendió a jugar a los 15 años, y que se inició en la sociedad del Buenavista, junto a su hermano mayor, y luego fuera de su barrio ya en el café Los Claveles, donde se daban cita los mejores jugadores del momento (habla pues de fines de los 50).

Rodolfo Gómez, en adelante gran valor del ajedrez tinerfeño, comentaba también que en Las Palmas, en este tiempo, se jugaban muchos más torneos y se hacían más entrenamientos que en Tenerife, lo que determinaba sus triunfos en el campeonato regional y en los matchs de selecciones, dejando aparte el factor suerte. Y ciertamente, en este año, el regional también va a parar a un jugador grancanario, J.P.Domínguez (1935), que ya juega los nacionales directamente sin necesidad de pasar por semifinales.

A partir de 1963 sin embargo Gregorio Rodríguez Vera pone difícil a Rodolfo Gómez el título de mejor jugador tinerfeño. En ese provincial, fue campeón Nicolás de la Rosa, seguido de Gustavo Nieto, Gregorio Rodríguez Vera, Rodolfo Gómez, etc. Pero por renuncia de Nieto, disputaron el regional Nicolás De la Rosa y Rogríguez Vera, aunque el triunfo fue nuevamente para los grancanarios -J.R. Betancort-, aunque Rodríguez Vera opuso fiera resistencia, estando a punto de alzarse con el título, para lo que necesitaba ganar en la última partida a Betancort, pero no pudo pasar del empate.

Como solía suceder en otros casos, Rodríguez Vera y Gómez Camacho tenían estilos muy diferentes, posicional Gregorio y táctivo Rodolfo, a quien llamaban el rey de la dragón. 



1964 era un año importante, ya que se disputaba el nacional en Las Palmas y había dos plazas pues, la de Las Palmas como anfitriona, y otra para el campeón regional. El provincial de Tenerife lo ganaron otra vez Nicolás de la Rosa, campeón destacado, y subcampeón fue Gregorio Rodríguez Vera, que relegó  nuevamente a Rodolfo Gómez al tercer puesto; fue extraño que Rodolfo aceptara el empate con Gregorio en las últimas rondas, renunciando a luchas por el segundo puesto. Y en el regional nuevamente Gregorio Rodríguez Vera tenía grandes opciones, incluso mayores  que el año anterior, ya que ahora no tenía que ganar, le bastaba con empatar con Lezcano con blancas en la última ronda. Pero Lezcano y J.P. Domínguez vencieron a sus dos rivales tinerfeños, y se clasificó “in extremis” J.P. Domínguez. La federación tenía mucho interés en que Domínguez jugara el torneo de Las Palmas, y Lezcano reconoció que hizo todo lo posible por ayudar al grancanario, dando tablas en posición superior a Juan Pedro y luchando por la victoria en la ronda final.  Gregorio Rodríguez Vera fue contratado al menos como árbitro y cronista de prensa en Las Palmas en una bonita deferencia de la Fed. De Las Palmas.

En 1965 empiezan los años con menos datos a veces, ya que cierra el diario Aire Libre que era la principal fuente informativa. Debemos obtener conjeturas por datos indirectos, como quienes jugaron el regional o el orden de la selección de Tenerife, que solía respetar a los campeones provinciales, pero no necesariamente. Dado que el regional lo jugaron Gregorio Rodríguez Vera y Juan Castro, y que éstos ocupaban el primer y segundo tablero de la selección tinerfeña, parece claro que Gregorio fue el campeón y Juan Castro segundo. Y esta vez, en el regional, a la tercera iba a ser la vencida para Gregorio Rodríguez Vera, que llegó empatado a puntos con Betancort a la última ronda, pero a diferencia de lo sucedido en 1963 logró vencerle y proclamarse campeón regional. Parecía que iba a ser la primera vez finalmente -dejando aparte la edición tinerfeña de 1959- en que Tenerife iba a jugar el campeonato de España en tierras peninsulares. Pero tanto Rodríguez Vera como los restantes participantes renunciaron a jugar, y lo haría por invitación el joven Angel Fernández de Las Palmas, que dos años más tarde se proclamaría campeón de España.

En 1966 es muy difícil seguir la pista al ajedrez tinerfeño. No obstante, la única información existente presenta a Juan Castro al frente de la tabla a mitad del torneo, seguido de Nicolás de la Rosa. Y dado que ambos acudieron al regional y que Castro tuvo destacada actuación, así como que Castro y De la Rosa eran los dos primeros tableros de la selección tinerfeña ese año, debemos entender como antes que Juan Castro fue en efecto el campeón y Nicolás de la Rosa subcampeón. En el regional Juan Castro puso las cosas muy difíciles a Angel Fernández, que se impuso finalmente.

En 1967 quienes disputaron el regional fueron Rodolfo Gómez y el poco conocido Juan Ramón Sánchez Llarena, por lo que hay que pensar que aunque la selección la encabezó Gregorio Rodríguez Vera ese año, fue Rodolfo quien se alzó con el título de campeón provincial. El grancanario Betancort se impuso ese año.

En 1968 sí tenemos información fiable -del Diario de Las Palmas- sobre el provincial de Tenerife. Venció el retornado Alberto Renshaw, que llevaba 15 años fuera de la isla, en concreto en Madrid, donde había jugados muchos torneos, seguido de Gregorio Rodríguez Vera, Pedro Marrero, etc.: Renshaw y Rodriguez Vera jugaron el regional, pero nada pudieron hacer ante los grancanarios Blas Rodríguez, campeón, y Betancort, subcampeón. Dado que Blas renunció a jugar el nacional, lo hizo Betancort, acompañando al campeón nacional Angel Fernández.

En 1969 hubo dos regionales. En el primero -que esta vez no clasificaba para el nacional- juegan Gregorio Rodríguez Vera y Rodolfo Gómez, a los que se cita por este orden, por lo que parece que este fue el orden del provincial de Tenerife. Betancort consiguió el título, seguido de Rodríguez Vera. En un nuevo regional jugado poco después por los mismos cuatro jugadores, que ahora sí clasificaba para el nacional, Betancort gana de nuevo, y es ahora Rodolfo Gómez segundo y Rodríguez Vera tercero. Pero por renuncia de los dos primeros, por primera vez desde 1959 un tinerfeño, Gregorio R. Vera juega el nacional (en 1965 el propio jugador había renunciado a hacerlo). Por desgracia apenas empezado el torneo, en la tercera ronda, tuvo que abandonarlo por razones de enfermedad de un familiar. 

1970: El Diario de Las Palmas informó del resultado del provincial de Tenerife de ese año, aunque curiosamente el diario La Provincia dio el orden al revés: Para este último, el campeón fue Rodolfo Gómez y el subcampeón Gregorio Rodríguez Vera (para el vespertino Rodolfo fue el subcampeón. Así que no tenemos datos para pronunciarnos, pero dado que el Diario de Las Palmas cita fuentes de Tenerife,  En todo caso, el regional lo disputaron Rodolfo Gómez y Luis Darias en lugar de Gregorio Rodríguez Vera, junto a los grancanarios Pedro Lezcano y J.A. Valcárcel. Pero otra vez vencieron los orientales: J.A. Valcárcel se proclamó por sorpresa campeón y disputó el nacional de ese año en Asturias.

Juan Sanchez 1971

Rodolfo Gómez 1970

Rodolfo Gómez 1970-71

En 1971 dio nacimiento la revista Ajedrez Canario, y la ebullición de ajedrez grancanario se contagió a Tenerife. La Federación de Cardona había decaído, y hubo un baile de presidentes esos años: En 1971 fue nombrado presidente el veterano Lucio Bacallado, y más tarde lo fueron J.A. Padrón y ya en 1975 Esteban Escobar Montesinos. Las normas de clasificación habían cambiado, y se clasificaba directamente el campeón provincial de Las Palmas mientras que una segunda plaza salía del regional, que disputaban el campeón y subcampeón de Tenerife con el segundo y tercero de Las Palmas. Dado que Rodolfo Gómez no jugó el provincial, y el regional lo jugaron Gregorio Rodríguez Vera y Luis Aguirre -que a mitad del torneo iba bastante detrás de Gregorio-, ocupando luego Gregorio el primer tablero de la selección de Tenerife, parece claro que fue Gregorio Rodríguez Vera el campeón. En cualquier caso en el regional se impuso Angel Fernández, y la plaza de Tenerife la ocupó en el nacional Rodolfo Gómez pese a todo, aunque ni siquiera había disputado el provincial.

1972: En este caso la clasificación es clara pues la ofrece la revista Ajedrez Canario. Creada ya la categoría de preferente en Tenerife, se impuso Rodolfo Gómez, seguido de Alberto Renshaw, y fue tercero Luis Aguirre, seguidos de Francisco de la Rosa. Rodolfo Gómez y Francisco de la Rosa, por renuncia sin duda de  los anteriores, jugaron el regional por una plaza para el nacional de Salamanca. Aunque en la última ronda figuraba en cabeza el grancanario Alejandro Ortega Rodolfo Gómez le venció en dramática partida y se proclamó campeón, jugando nuevamente Rodolfo Gómez el nacional.

1973: No hay una referencia directa pero en la prensa de Las Palmas se cita a Rodolfo Gómez como el campeón de Tenerife, y además ocupó el primer tablero de su selección , por lo que parece claro que fue el triunfador. Rodolfo, Renshaw y Luis Darias defendieron a Tenerife en el nacional de ese año, jugado de nuevo en Tenerife. En el regional previo, jugado por última vez hasta 1985, se impuso el grancanario J.M. Fraguela. , y en el match de selección de este año el primer tablero lo ocupó Rodolfo, y el segundo Gregorio Rodríguez Vera, por lo que es sin duda éste el resultado que tuvo el provincial.


Gregorio Rodríguez Vera en sus últimos años

En 1974 no tengo datos de prensa. Pero el nacional lo disputó el joven de 19 años Lucas Eduardo Mendoza. Contactado el jugador, me confirma que se impuso ese año en el provincial de Tenerife.

Lucas Mendoza gran valor del ajedrez tinerfeño

En 1975 Ese año el campeonato de España lo jugó de nuevo Rodolfo Gómez, al que en una información de la revista Ajedrez Canario se cita como campeón provincial; sin duda pues en esos años Rodolfo fue el gran dominador. 

    En 1976 se impuso un nuevo valor, Luis Aguirre Lorenzo (1948), que consideró que el nivel de juego de ese provincial había sido bastante bajo (declaraciones al periódico tinerfeño El Día). Aguirre ha seguido siempre implicado en el ajedrez y en la década 2010 ha sido presidente de la Federación Canaria de Ajedrez.


Luis Aguirre en 1976


En 1977, según informa el periódico Diario de Avisos, fue campeón el nuevo valor Adalberto Villavicencio, seguido de Antonio López.

Datos provisionales, años posteriores a 1977 hasta 1991:

 Desde ese año no tengo suficientes fuentes, en muchos de los años, No obstante, muchos años sí tienen confirmación fiable -documental o por los propios jugadores- y otros probable. Veamos:

         -En 1978 jugó el nacional Gregorio Rodríguez Vera, sin que se tengan más datos, por lo que es posible que fuera ese año el campeón provincial de nuevo.

       -1979. Lucas Mendoza (probable). En 1979 jugó el nacional Lucas E. Mendoza. Cierto es que la selección de Tenerife de ese año la encabezó Fernando E. Goñalons, pero es muy probable que fuera Lucas el vencedor del provincial: "Sí, creo que fui yo; en la selección no necesariamente jugaba de primer tablero el campeón provincial, a veces se cedía ese honor a algún veterano; Goñalons de hecho nunca ganó el provincial, por lo que está claro que él no ganó en 1979. Yo acababa de llegar de la mili, y creo que me impuse yo", recuerda Lucas Mendoza.

1980: Sin datos. Es posible que ganara Villavicencio, que fue subcampeón de España juvenil ese año.

1981: Adalberto Villavicencio. El nacional lo jugó Adalberto Villavicencio, que ya era el mejor jugador tinerfeño, y según fuentes orales de J.M. Ramos, fue él quien ganó el provincial de ese año. "Yo empecé a jugar a fines de 1980, y estoy prácticamente seguro, casi al 100%, de que vi ganar a Adalberto el provincial de 1981".

1982: Sin datos.

1983: Ganó Hugo Rubio Purriños. Me cuenta J.M. Ramos Aguilar: "Ganó Hugo, yo fui el subcampeón, y el tercero fue Luis Aguirre Lorenzo. Fue una liga a doble vuelta. Hugo ganó una partida muy buena a Aguirre. Yo jugué por invitación del presidente de la federación José Antonio Fumero, y si conseguía unos determinados puntos me concedían la categoría de preferente. ¡Saqué muchos más puntos de los exigidos!. Me hizo ilusión jugar ese torneo y quedar subcampeón y lograr la categoría de preferente. Yo estaba empezando a jugar y gané el juvenil de Tenerife en 1981, 82, 83 y 84, lo que daba acceso directo al juvenil nacional".

1984: Sin datos.

1985: Juan Alonso Quecuty (tercero Luis Aguirre) Al reanudarse los campeonatos regionales -ahora autonómicos- se dispone de información indirecta. Así, el periódico grancanario Canarias 7 informa que el andaluz Juan Alonso Quecuty, entonces afincado en Tenerife, fue el campeón, y Aguirre tercero. Ambos disputaron el regional de Canarias que ganó Menvielle.

1986: Luis Aguirre, campeon insular. Subcampeón Hugo Rubio. Afortunadamente, este año existe información directa del periódico tinerfeño "Diario de Avisos". Luis Aguirre fue el campeón, seguido de Hugo Rubio. En cambio el regional lo jugaron Hugo Rubio y Lucas Mendoza, que fue el tercero (1.-Luis Aguirre, con 13 puntos; 2.- Hugo Rubio, con 12,5; 3.- Lucas Mendoza, con 12; 4.- Dionisio Báez, con 6; 5.- Víctor Alvarez, con 8,5; 6.- Miguel Ángel Cánovas, con 6; 7.- Carlos Márquez, con 5; 8.- Francisco Amador, con 2,5 y 9.- Manuel Lozano, con 2 puntos). 


1987: Campeón insular Lucas E. Mendoza. Subcampeón F.J. Santos. Aunque no hay datos directos estaban clasificados para el regional Lucas Mendoza y F.J. Santos, al que en Canarias 7 se cita como "subcampeón provincial".  A partir de 1986 ya no se juega campeonato "provincial" en realidad, por lo que el titulo correcto es insular.

1988: Campeón insular José Manuel Ramos, segundo Dionisio Báez (datos del propio campeón y de Informator canario vol. 2).

1989: Campeón insular Lucas E. Mendoza, subcampeón Ernesto Solana (datos Informator canario vol. 3).

1990: Campeón insular Adalberto Villavicencio, subcampeón Lucas E. Mendoza.

1991: Campeón insular J.M. Ramos Aguilar (datos del propio jugador).

Como vemos, unos pocos nombres se reparten los triunfos. Además de los históricos -encomiables Gregorio Rodríguez Vera y Rodolfo Gómez, que aún darían guerra en los 90-, Luis Aguirre, Lucas Mendoza, A. Villavicencio, Hugo Rubio y J.M. Ramos son los únicos que aparecen con más de un título.

       Para los años posteriores a 1991 puede consultarse la lista de la Federación de Tenerife, en http://ftajedrez.com/hemeroteca/

RELACION DE CAMPEONES PROVINCIALES DE TENERIFE (1944-1977)

1.       1944: Juan Daranas.
2.       1945: Porfirio Díaz.
3.       1946: Paulino Melián.
4.       1957: Angel Ivorra Picó.
5.       1958: Asensio Ayala Trujillo.
6.       1959: Asensio Ayala Trujillo.
7.       1960: Asensio Ayala Trujillo.
8.       1961: Asensio Ayala Trujillo.
9.       1962: Rodolfo Gómez Trujillo.
10.   1963: Nicolás de la Rosa.
11.   1964: Gregorio Rodríguez Vera.
12.   1965: Gregorio Rodríguez Vera (muy probable).
13.   1966: Juan Castro (muy probable).
14.   1967: Rodolfo Gómez Camacho (muy probable).
15.   1968: Alberto Renshaw Zetner.
16.   1969:  Gregorio Rodríguez Vera (probable) o Rodolfo Gómez Camacho.
17.   1970: Gregorio Rodríguez Vera o Rodolfo Gómez Camacho  (incierto).
18.   1971: Gregorio Rodríguez Vera.
19.   1972: Rodolfo Gómez Camacho.
20.   1973: Rodolfo Gómez Camacho.
21.   1974: Lucas E. Mendoza Contreras.
22.   1975: Rodolfo Gómez Camacho.
23.   1976: Luis Aguirre.
24.   1977: Adalberto Villavicencio (subcampeón Antonio López Izquierdo).

Desde luego la carrera ajedrecística de muchos de los citados aquí no concluyó ni mucho menos en estos años. Por ejemplo en 1992 Gregorio Rodríguez Vera se proclamó campeón provincial de nuevo, y Rodolfo Gómez tercero (Rodolfo jugaría ese año de nuevo el regional ahora denominado autonómico). Rodolfo se retiró más tarde del ajedrez competitivo, pero Gregorio, de su misma edad, continuó jugando hasta el año de su muerte con 74 años, en 2016. Asensio Ayala, el histórico campeón, aún sigue jugando torneos por equipos en La Gomera y Tenerife. Lucas Mendoza (1955), más joven, ha continuado jugando muchos años y ha obtenido título internacional, y juega esporádicamente. También el economista Alberto Renshaw (1935-2000) ha sido un jugador destacado en el tablero tinerfeño, hasta su fallecimiento. Por supuesto, también los Darias y De la Rosa del ajedrez tinerfeño, que a veces se confunden: Angel y Luis Darias, grandes valores del ajedrez insular. Angel falleció hace años y Luis, el menor, falleció en este mismo año 2020 y seguía vinculado al ajedrez totalmente. Nicolás de la Rosa, que era el más fuerte, y Francisco de la Rosa, pese a la coincidencia de apellidos, no eran hermanos. Nicolás falleció hace mucho y Francisco está ya retirado del juego.