jueves, 17 de enero de 2019

Ajedrez en Las Palmas. Interzonal de 1982

Interzonal de 1982. 12 a 31 Julio 1982. (XI Ciudad Las Palmas de G. Canaria).


Autor: Ricardo Moyano, enero 2019.


Autor: Pintor Angel Gustavo, 1982, portada del folleto oficial del torneo




El largo camino hacia el campeonato del mundo en match entre el campeón vigente por entonces (el ruso Anatoly Karpov y el desafiante, que a la postre sería el azerbayano Garry Kasparov) comenzó con los tres interzonales que se disputaron a fines de 1982 en Las Palmas de GC, Toluca (Mexico), y Moscú.

Las Palmas pujó con acierto.  Así, el tradicional Torneo Internacional Ciudad de Las Palmas (XI edición) ese año fue sustituido por el Interzonal. Supuso a la vez un espectacular colofón a la serie de Internacionales y su canto del cisne, pues la teórica última edición tuvo lugar al año siguiente, 1983, y ya no fue internacional, sino simplemente el Campeonato de España individual; tras lo cual el Ciudad de Las Palmas desapareció.


En 1982, como digo, estaba al frente de la Federación Provincial el excelente jugador Augusto Menvielle, y se contaba “a priori” con el respaldo en la FEDA del ex presidente Juan Marrero Portugués, vocal en dicha Junta, pero sobre todo, a nivel financiero, del vicepresidente de la Federación de Las Palmas, el empresario José Luis Patiño, que dirigía el poderoso equipo Nifsa en el que estaban integrados Bent Larsen, Jesús Díez del Corral, Fernando Visier, etc. La realidad sería bien distinta, ya que la FEDA no aportaría dinero alguno al Interzonal, y la empresa de Patiño, una arriesgada inversión filatélica, entraría en suspensión de pagos ese mismo año, dándose el responsable a la fuga. Años después Patiño sería preso y condenado por estafa. Así, del 1.500.000 de ptas. Comprometido, sólo llegó a abonar 700.000.

Sea como fuere, también apoyaron las instituciones políticas de la isla, y el interzonal resultó un éxito de organización y mediáticamente: se concertaron en Las Palmas periodistas de todo el mundo, personalidades, y jugadores, no sólo los contendientes, sino otros que cubrían las crónicas para la prensa de sus países. Destacaron en este sentido los GM argentinos Quinteros y Najdorf -que llegó en las últimas rondas-, y por parte española, el director de la revista Jaque, JM Glez, que también se incorporó en las rondas finales. González calificó el torneo como el más importante celebrado en España en la última década, afeando el escasísimo apoyo de la F.E.D.A.

El torneo se celebró en un entorno mítico, el Hotel Reina Isabel del paseo de Las Canteras, en la mejor playa de la  ciudad, y muy querido sobre todo por Bent Larsen, que se alojaba en dicho establecimiento desde su primera llegada a la isla en 1969. Aunque por entonces eran los tiempos felices con su esposa Lisa, y ahora estaba ya divorciado… aunque un nuevo amor había germinado meses atrás en Argentina para el querido danés. Siguiendo con la nómina, también arribaron soviéticos veteranos y jóvenes. Los primeros, muy renombrados: los ex campeones mundiales Petrosian y Smyslov, que también por cierto frecuentaban la playa, tanto para practicar natación -Smyslov- como para pasear cogidos del brazo canturreando por el paseo. No podía sospecharse entonces, salvo por su aspecto algo desmejorado, que Petrosian acusaba ya los primeros síntomas de la enfermedad que le llevaría a la tumba dos años después, con sólo 55 años, un cáncer de estómago. Mientras que Petrosian no lograría siquiera clasificarse, Smyslov, contra todo pronóstico, pese a su edad, se plantaría en la final de los matchs de Candidatos.

La representación soviética se completaba con dos jugadores más jóvenes, el ucraniano V. Tukmakov, y el ruso siberiano Lev Psakhis, que llegaba rodeado de expectación, ya que había ganado los dos últimos campeonatos de la URSS batiendo incluso a Kasparov, y se le consideraba uno de los favoritos en el ciclo de candidatos; por desgracia, en este interzonal estaría muy desdibujado, y quizá fue el torneo que marcaría el inicio de sus dificultades para mantenerse en la cima ajedrecística y de su lento declive, a diferencia de su paisano Kasparov. Años después acabaría trasladándose a Israel, donde todavía vive.

La plantilla del torneo se cerraba con el holandés Timman, el húngaro Zoltan Ribli,  y con otros jugadores que siendo excelentes tenían menor renombre: el GM rumano Suba, el británico J. Mestel -además de ajedrecista, gran matemático-, el GM húngaro Pinter, el GM sueco Lars Karlsson, el MI joven brasileiro campeón de su país Sunye-Neto, y el MI tunecino Bouaziz, que parecían señalado junto con Sunye-Neto para ocupar el farolillo rojo, aunque tampoco en este caso se cumpliría el pronóstico, ya que ambos cedieron tal “honor” al sorprendentemente errático GM norteamericano Walter Browne, que actuó todo el torneo preso de sus habituales nervios.

¿Y quienes eran los favoritos? Por supuesto los soviéticos Smyslov, Petrosian y Psakhis, el danés Larsen, el holandés Timman, que estaba en lo más alto del E.L.O., aunque en 1982 no estaba jugando tan bien como los años previos, y quizá el húngaro Zoltan Ribli.

¿Cómo fue la realidad respecto a las previsiones? Respecto a las partidas, el torneo dejó grandes luchas junto a sorprendentes errores. Y en cuanto a la clasificación, no coincidiría demasiado con lo pronosticado: Se clasificaron finalmente Ribli y Smyslov. De los favoritos, Petrosian, lejos de su estilo "tablífero", alternó inesperadas derrotas con victorias en estilo táctico, pero no pudo acercarse a los puestos de privilegio. Peor les fue a la estrella ascendente Psakhis, que nunca jugó por la zona alta, o a Timman, desfondado casi desde el principio también. Del mismo modo el querido por la parroquia local Bent Larsen tuvo una actuación extraña: cediendo nada menos que cinco tablas en las siete primeras rondas -es como si Larsen hubiera tomado el traje de Petrosian- para acabar empeorando con dos derrotas y la estocada final, cuando ya carecía de opciones, al perder por tercera vez, con Ribli. 

 Tukmakov lideró en la primera mitad, apoyado en su triunfo frente a Petrosian, pero como él mismo relató en su libro biográfico, acusó al final el cansancio y las largas sesiones de las partidas aplazadas. Eso le costó la primera derrota frente a Mestel, con un error de cálculo, y la desmoralización. En las últimas rondas forzó frente al sueco Karlsson para intentar reconectar con la cabeza, pero jugó mal y perdió de nuevo.

Además de los triunfadores, estuvo muy bien el rumano Suba, tercero, y en su nivel los demás. Bouaziz sorprendió sobre todo en la primera mitad del torneo, obteniendo resultados favorables, y por debajo, como ya dije, extrañó la mala actuación del descentrado y ya fallecido Browne, al que los nervios siempre jugaban malas pasadas.





Como anecdotario, que a Psakhis se le quería prohibir la entrada al hotel por su aspecto algo “homeless” con su vestuario deportivo y su luenga barba. Los baños, cánticos y paseos junto al mar de los veteranos Smyslov y Petrosian que ya he contado. Y una incidencia en la partida Tukmakov-Bouaziz. El tunecino, contrariando las normas, marchó durante la partida a su habitación, lo que fue denunciado por Tukmakov, ya que pensaba que había ido a consultar manuales de aperturas. El tunecino reonoció su error, pero justificó su salida simplemente en que sufría un dolor de cabeza y deseaba medicarse. El revuelo terminó con una mera amonestación verbal del calmado árbitro Medina.  

         Las Palmas se volcó con el torneo, constituyendo un numeroso comité de organización de distintos niveles. Mi hermano Armando, uno de los asistentes, tomó algunas fotos personales de los jugadores.









    Datos de acuerdo con el folleto del torneo:

  Organización de la Federación Provincial de ajedrez de Las Palmas
Director del Torneo: Andrés Armas Suárez
Director adjunto: Antonio Labao Arrocha
Subdirector: José Miguel Fraguela Gil

Arbitro principal: Antonio Medina García (arbitro internacional)
Arbitros auxiliares: Manuel Quevedo Palenzuela y José María González (árbitro internacional)
Arbitros adjuntos: Enrique Lemes, Fernando Visier, Jacinto Quevedo, Rafael Fuentes, Gregorio Hernández.

Muralistas: Juan García Padrón, María del Pino García Padrón, Ernesto Solana Suárez, Santiago Sarmiento Alonso, Braulio Sarmiento Alonso, Lutgarda González Pérez, Carlos J. Pérez Rivero, Flavio Croissier Cejas, Miguel Angel Almeida García.

Participantes: 14. De ellos 8 GM, siendo MI Psakhis, Pinter (aunque estos superaban en Elo a algunos GM), Karlsson, Mestel, Sunye-Neto y Bouaziz. Por Elo, el de mayor nivel era el holandés Jan Timman (2655) seguido de Petrosian, Larsen y Ribli, y los tres elos inferiores eran Mestel (antepenúltimo con 2500), Sunye-Neto 2475 y Bouaziz 2355. El torneo tenía categoría 12 y hacían falta 8 puntos para obtener norma de GM.

Premios: Había siete premios, el mayor 10.000 francos suizos y el menor 2.000 francos suizos. Aunque además se añadían 200 francos por cada punto obtenido. Los premios se pagaban al valor equivalente en pesetas. Además había tres premios especiales a la mejor partida (40.000 ptas. donadas por la Caja de Ahorros de Las Palmas), al mejor final de partida (40.000 ptas. donadas por Nifsa S.A., a la mejor combinación de ataque (40.000 ptas. donadas por El Corte Inglés), así como un premio especial de la revista Jaque.

Días y sistemas de juego: Se jugó entre el 12 y el 29 de julio de 1982, trece rondas, intercalando días libres para jugar las partidas aplazadas y dos días de descanso completo, añadiendo el día 30 para disputa de partidas aplazadas, siendo la entrega de premios el día 31 de julio.

El horario de juego era de 5 horas seguidas de 15 a 20 horas, con aplazadas a partir de las 22 horas hasta las 24 horas, y continuaciones en los días reservados para las aplazadas.

Lugar: Hotel Reina Isabel en la Avenida de la Playa de Las Canteras, Las Palmas de G.C. Salón Baldaquino. Los jugadores se alojaban en el mismo hotel.

Patrocinio: Ayuntamiento de Las Palmas de G.C., Cabildo Insular de Gran Canaria, Junta de Canarias, Caja Insular de Ahorros, Consejo Superior de Deportes, Nifsa S.A.

Colaboradores: Hotel Reina Isabel, El Corte Inglés, Agencia Comercial Marítima, Hermanos Benítez, Mutua Guanarteme, Philips.

Base de partidas: Pueden encontrarse todas en la base general de los Ciudad de Las Palmas elaborada por el M.F. Ernesto Solana: 

Base Ciudad de Las Palmas



domingo, 6 de enero de 2019

Bent Larsen y Las Palmas. 3º y ultima parte 1983-2010 Ajedrez


BENT LARSEN Y EL AJEDREZ CANARIO. TERCERA Y ULTIMA PARTE. 1983-2010

Ricardo Moyano, Las Palmas enero 2019
Ultima versión 7/1/2019
Agradecimiento a Andrés Armas Suárez, Lucas Casimiro y a todos los ajedrecistas canarios.

         


1.Introducción. A pesar de que aproximadamente a fines de 1982 Larsen mudó su residencia a Buenos Aires (Argentina) para permanecer junto a su nueva pareja Laura Benedini y los hijos de ésta -después de descartar la opción de residir con ella en Las Palmas, por la situación inestable que atravesaba el país en ese tiempo-, Bent mantuvo su apartamento en propiedad en Las Palmas, domicilio al que regresaba algunos períodos del año, por vacaciones o simplemente para alguna actividad informal puntual, manteniendo el contacto con sus amigos grancanarios. Pero esas visitas se fueron espaciando, Larsen dejó de pertenecer a la plantilla de los equipos locales, y tampoco volvió a jugar en torneos oficiales en Las Palmas hasta nada menos que diez años después, cuando iniciara su primera de tres participaciones en el Open Internacional El Corte Inglés en 1992. Las otras serían en 1998 y 1999.

De algún modo, esta tercera y última etapa de la relación de Larsen con Las Palmas fue de más a menos. En los primeros años, hasta aproximadamente 1987, la relación fue más frecuente. En ese año contrajo matrimonio con Laura, y se implicó ya definitivamente en la vida familiar en Buenos Aires. La verdad es que fue feliz en lo familiar, pero sus sueños ajedrecísticos en Argentina no se cumplieron. La Federación argentina no aprovechó su residencia para implicarle en tareas de formación, ni se creó la Escuela Bent Larsen con la que se especuló. Se justificó este fracaso con problemas económicos que arrastraba el país por entonces. Se rumorea incluso que en los últimos años Bent tenía alguna dificultad monetaria, lo que pudo estar detrás del hecho de que vendiera a bajo precio, allá por el 2000, su vivienda en Las Palmas.

Las  visitas más relevantes de Bent en estos primeros años tras su marcha en 1982, tuvieron lugar a fines de 1983 -con ocasión del campeonato de España obtenido por José García Padrón en Las Palmas-, en 1984 tras participar en el match URSS-Resto del Mundo, y en 1987 en mayo; además hubo una nueva visita  fugaz en septiembre en plena  y dichosa luna de miel. En estos años tenía también mucha relación “a distancia”, ya que comentaba telefónicamente las partidas de los matchs Karpov-Kasparov, e incluso mantuvo una sección de ajedrez en prensa local durante varios años. Durante sus visitas aprovechaba para pasear -siempre le gustó la cercanía del mar-, comer, departir sobre cualquier tema de actualidad ajedrecística o general. Mantenía especial relación con sus amigos de siempre, Pedro Lezcano Montalvo, al que quería visitar en su nueva casa en el campo, Andrés Armas, etc. Pero veamos estas visitas con un poco más de detalle.

2. 1983-1992: Visitas esporádicas.

1983: La única visita registrada tuvo lugar en noviembre de ese año. El éxito de su alumno dilecto, José García Padrón, en el campeonato de España de ese año, celebrado en verano en la propia Las Palmas, le había llenado de orgullo, y Bent, que pensó en principio limitarse a las felicitaciones telefónicas, y a hacerse eco del éxito en sus artículos periodísticos, decidió trasladarse a Las Palmas en persona.




En una entrevista conjunta a José García Padrón y Bent Larsen, el reciente campeón de España reconocía su deuda con el danés:
-—Larsen ha significado mucho en mi progresión ajedrecística, ya que, desde siempre, le recuerdo como un superdotado, yo tenía once años cuando él vino a Las Palmas por primera vez en 1969, he recibido clases suyas, manteniendo contactos a través de los años, compartiendo campeonatos de equipos, analizando partidas, jugando a cinco minutos y, también, enfrentándome en partidas oficiales, en torneos internacionales.

Bent por su parte habló de Fischer, de Karpov y Kasparov, y del nuevo valor danés Hansen (G.M. ya retirado de la competición… El gran escandinavo llegaría no de Dinamarca, sino de Noruega, el actual campeón de mundo Magnus Carlssen). Pronosticó que José García Padrón también podría ser gran maestro, si se dedicaba lo suficiente al ajedrez (actualmente, 2019, posee dos normas de G.M., pero no el título).

Se aprovechó la visita para organizar una simultánea escolar en Telde (hay incluso un video de un aficionado, Lucas Casimiro) en unión de otros simultaneadores como los hermanos José y María del Pino García Padrón, campeones de España femenino y masculino ese año. Larsen comentó una de las partidas de la simultánea en su columna de prensa en La Provincia que inició en este mismo momento, donde colaboró varios años -se puede ver la partida en la base de datos-.  


Existe un documento audiovisual tomado por el investigador y ajedrecista teldense Lucas Casimiro:

Larsen simultánea en 1983 en Telde

      1984: Visitó Las Palmas en julio, tras jugar el match URSS-Resto del Mundo, realizando declaraciones a la prensa. En estos años eran frecuentes sus comentarios sobre el campeonato del mundo entre Karpov y Kasparov, y mantenía su columna de prensa en La Provincia.

1987: Mayo y septiembre. Visitó Las Palmas para una corta estancia en mayo, y en septiembre pasó de forma fugaz junto a su nueva esposa Laura, de luna de miel.

A partir de este momento la relación de Larsen con Las Palmas disminuye. En el club de ajedrez se suceden las generaciones, hay nuevas autoridades federativas, y los tiempos del Larsen implicado en el club Caja de Ahorros son ya un recuerdo que se va distanciando en el tiempo, aunque la afición nunca le olvida, por supuesto. Y hay que esperar hasta 1992 para poder ver a Larsen otra vez, esta vez en el Open Corte Inglés, que ya tiene carácter internacional. Sin duda las gestiones de Andrés Armas, su gran amigo en el ajedrez insular, y las de José Miguel Fraguela, tuvieron mucho que ver con su inscripción en el Open.

3. El retorno a torneos oficiales. Los Open Internacionales El Corte Inglés de 1992, 1998 y 1999.-


1992: XVIII Corte Inglés. Primer retorno, y nueva decepción.-  En octubre se celebró el Open Corte Inglés en su décimoctava edición. Era un torneo muy duro, con nada menos que 11 gran maestros y 7 MI en la nómina. Bent, segundo mejor Elo tras Morovic, era la gran estrella, por el retorno tras diez años de ausencia ante los tableros canarios. Pero los años no pasaban en balde, y el danés ya tenía 57 años. Físicamente se le notaba más delgado, más estilizado. Comenzó fuerte, realiza el saque honor Pedro Lezcano Montalvo, su gran amigo, por entonces presidente del Cabildo Insular y apoyo político y financiero al ajedrez local,  y sin problemas se impone al local Castellano y luego al GM Todorcevic en buena partida táctica que hizo las delicias del público.

Saque de honor con el local teldense Castellano
 En la tercera entabló con el GM  Flear, y en la cuarta vence de nuevo, ahora al MI Strikovic. 


La derrota con Topalov, segunda sufrida, relegó a Bent Larsen.
 Aunque el simpático francés Vaissier le sacaba medio punto, Bent parecía en disposición de asaltar el trono, confirmando el pronóstico de José García Padrón, que le consideraba el favorito. Sin embargo, ahí terminó el sueño: Vaissier le derrota en la quinta ronda. Y aunque Bent aún se recuperó con una victoria sobre el GM español Alfonso Romero, su nueva derrota con el joven Topalov en la séptima le deja definitivamente descartado. Aun empeoró su clasificación perdiendo con el español Rivas en la última ronda, para acabar pues con 5,5 sobre 9 puntos, en décima posición.

El número 343 de la revista Jaque se hizo eco del torneo: Señaló el hecho sentimental del retorno de Larsen a Las Palmas, y en cuanto al desarrollo del torneo, lo bien que jugaba Bent con blancas, y lo mal que lo hacía con negras… “Pero Bent se comportó siempre como un caballero”.

Tras esta participación de nuevo se hace el silencio. En los años siguientes no hay muchas noticias sobre Larsen en Las Palmas. En 1997 se especuló con que podría disputar el torneo de XXX aniversario del club Caja de Ahorros, pero no fue así. Pero ya se estaban calentando motores para el regreso de Bent, lo que sucedería al año siguiente.

1998: Por fin, un título de Bent en Las Palmas.- Corte Inglés XX.-


Saque ficticio contra Epishin, en realidad no jugaron en esta ronda Corte Inglés 1998
 Larsen realizó una visita fugaz en agosto a Las Palmas, que al parecer sirvió para cerrar su participación en el nuevo Corte Inglés de noviembre de ese año. Era el quinto elo esta vez, aunque sin embargo la nómina de G.M. había disminuido respecto a 1992. Claro está que Bent ya había perdido a sus 63 años algo de ELO, tenía 2495. Esta vez el veterano Larsen, jugó con mucha cabeza; digamos que adoptó el estilo de Petrosian dejando de ser el temperamental Larsen de siempre: No le importó ceder tablas rápidas con los titulados, a pesar de sus reiteradas críticas a las tablas "de salón", y por el contrario no se descuidó con ninguno de los locales. Aquí le vemos por ejemplo en la partida que ganó a la joven aruquense Lutgarda González, jugadora aún en activo.


Larsen-Lutgarda González Corte Inglés 1998
 De todos modos no hizo tablas con todos los titulados. La clave, como él mismo dijo,  fue la victoria sobre el canadiense Spragett en la séptima ronda. 


Spraghett-Larsen Corte Inglés 1998







 Con este triunfo Larsen se alzó al liderato, pero jugó cautelosamente las dos últimas rondas, cediendo dos tablas, lo que produjo un triple empate en la cabeza, con Epishin y el argentino Campora. Tras un momento de incertidumbre en que pareció que el desempate le privaba del título, el árbitro proclamó su victoria. Según me cuenta Andrés Armas, y confirma la crónica de la revista Jaque, en ese momento estalló en aquel entrañable club de la calle León y Castillo donde se disputaban estos torneos la mayor ovación que se dedicó nunca a un jugador de ajedrez en Las Palmas. Tras casi treinta años desde su primera visita en 1969, ¡por fin Bent vencía en un torneo en Las Palmas!. Larsen no pudo contener su emoción. Cámpora, en su crónica para la revista Jaque (número 489), señaló que Larsen había jugado como en sus mejores tiempos, con gran comprensión de los conceptos del ajedrez.



Naturalmente, Larsen declaró que estaba especialmente contento con este título tan luchado, rememorando aquel torneo de los años 70 en que Geller le pasó en la última ronda… “Empecé jugando muy mal, sobre todo con negras, afortunadamente mis rivales tampoco jugaron bien; Korneev por ejemplo, el de mayor Elo, no jugó nada bien”. Añadió que mentalmente se encontraba muy bien jugando, y que disfrutaba más con las partidas, sin sufrir tanto; pero que en cambio, por su edad, físicamente no siempre estaba tan bien como antes.
Larsen Epishin y Campora los tres primeros del torneo (cortesía revista Jaque


Larsen recibe el trofeo de campeón Corte Inglés 1998
Larsen con las hermanas Sabrina y Belinda Vega. Sabrina ganaría un Corte Inglés de los siguientes años
1999: Un Larsen ya enfermo juega por última vez.- Larsen regresó a fines de 1999 para disputar por tercera vez el XX Open Internacional Corte Inglés -un hecho luctuoso es que pocos meses antes, en septiembre, había fallecido su antiguo compañero de equipo Angel Fernández-. Pero esta vez su estado de forma era mucho peor. Recuerdo haber presenciado algunas rondas de este torneo. Bent no tenía buen aspecto, me comentaron que estaba enfermo de diabetes. Lo cierto es que su desempeño fue regular, aunque el torneo era más flojo que el del año anterior. Cuando cedió tablas con el local Daniel Ortega pareció un gran éxito del joven jugador canario. 



Corte Inglés 1999 primera ronda Larsen contra Daniel Ortega
Pero las siguientes rondas demostraron que iba a ser la tónica habitual, ya que entabló también con Santiago Sarmiento, Nicanor Camino y J. Hernández… Y con el teldense Manuel González fue peor: en posición superior,  en la jugada 39, se quedó con la pieza en el aire sin saber que jugada realizar, y cayó su bandera. Fue un momento muy triste para todos los presentes, que el enorme deportista que era Bent aceptó con total normalidad. Finalmente quedó en el puesto 22º, con 6 puntos.

4. El fin de la aventura canaria.-
Poco después, ya casi retirado por razones de salud del ajedrez de competición -a partir de 1999, cumplidos los 64 años, sus participaciones en torneos de competición son muy escasas, en la base chessbase entre 2000 y 2008 sólo constan ocho torneos-, regresó a Las Palmas para vender su apartamento en Ciudad Jardín hacia el año 2000, y no tengo constancia de que en su última década de vida realizara nuevas visitas a Canarias. Esa última década, hasta su muerte a fines de 2010, vivió apaciblemente con su familia en Argentina, donde fue pronto un abuelo feliz.


Larsen en enero 2010, foto de Peter Nielsen
Bent jugó su último torneo en 2008, ya bastante enfermo, simplemente para ayudar a un jugador argentino:

Larsen en 2008

Charla informal con Larsen



Ese año 2010, en que cumplía 75 en el mes de marzo, recibió el homenaje de la comunidad ajedrecística danesa, que le dedicó un número extraordinario de la revista Skakbladet (que puede descargarse de internet, únicamente en lengua danesa, Homenaje a Larsen Skakblabet).


Larsen en sus ultimos años


 Por desgracia, los últimos actos de homenaje, previstos para finales de ese año, ya no pudieron celebrarse, pues falleció el 9 de septiembre, en Buenos Aires. La conmoción fue mundial. Así dio la prensa argentina la noticia (Carlos Ilardo, diario La Nación), “Como consecuencia de un derrame cerebral que lo indujo a un estado de coma farmacológico, durante su internación de tres semanas en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Anchorena, falleció anoche, el gran maestro danés Bent Larsen, de 75 años. Mañana será enterrado en un cementerio privado de Olivos, en una ceremonia íntima de sus familiares y allegados.”  

En sus últimos tiempos, Bent había colaborado también con el G.M. español Alfonso Romero para el libro Todas las piezas atacan (volumen 2, editorial Chessy) que aparecería al año siguiente, 2011, si bien por su estado de salud Larsen no pudo colaborar muy activamente con el libro, que compiló sus partidas de los años 70, con especial atención a sus artículos para la revista Ajedrez Canario/Ajedrez 6000. Alfonso Romero: "Hacía menos de un mes (N.A.: se refiere a un mes antes de su muerte en septiembre) que había hablado con él por teléfono –yo era el editor de uno de sus libros en castellano- y como siempre, su memoria y su aguda ironía gozaban de muy buena salud. Nada hacía presagiar este rápido desenlace a pesar que desde hacía tiempo padecía diabetes. Considero sus obras escritas un tesoro, y por ello le convencí para publicar nuevamente algunos de sus trabajos. También le pedí que me comentara algunas partidas más recientes, pero eso fue imposible. Su salud no le ayudaba a encontrar la tranquilidad para trabajar en ello. Justamente hace un mes le pedí un prólogo para uno de nuestros próximos libros, “El bloqueo” de Nimzowitsch, y él se ofreció a hacer ese esfuerzo para rendir un homenaje a su predecesor danés, un tipo autodidacta y con ideas tan originales como lo fue él en su tiempo."


La noticia del fallecimiento de Bent Larsen causó hondo pesar en Las Palmas, por cuyo ajedrez tanto había hecho. En el año  2015 se celebró el primer y hasta ahora único torneo de homenaje al G.M. danés, sin duda el jugador profesional extranjero que más hizo por el ajedrez canario en los años 70 y 80, y cuya huella perdura hasta hoy día. Su ajedrez original, emprendedor, luchador, de creación de posiciones desiguales, su caballerosidad, su cercanía humana, nunca podrán morir en esta isla que por casi veinte años de su vida fue su tierra de adopción.




En la base de datos (esta es la versión más completa de esta serie de textos) he compilado todas las partidas disponibles de los Torneos internacionales que jugó en Las Palmas entre 1971 y 1999 (no se han recuperado algunas jugadas en el Corte Inglés de 1999), así como cerca de quince partidas jugadas en simultáneas en Las Palmas, y un conjunto de partidas que jugó con los distintos equipos canarios en el campeonato nacional, con el Caja de Ahorros, U.D. Las Palmas y Nifsa entre 1974 y 1981. Son casi 200 partidas.

Larsen en Canarias 1969-1999







martes, 1 de enero de 2019

Larsen en Las Palmas. 2ª parte, 1974-1982. Ajedrez local.


      El gran maestro danés Bent Larsen en Las Palmas, segunda parte. 1974-1982.


Ricardo Moyano, Las Palmas, enero 2019.
Agradezco los datos facilitados por numerosas personas, como Andrés Armas Suárez, Juan Carlos Sanz, etc.
Ultima versión: 2/1/2019



1. Introducción. 

El g.m. danés Bent Larsen se afincó en Las Palmas en el año 1974. Las numerosas visitas giradas desde 1969, los amigos que había hecho en la isla, el buen clima, y al parecer los problemas fiscales que le causaba el sistema impositivo de Dinamarca le convencieron para adquirir  -con un crédito facilitado por la Caja de Ahorros- un pequeño apartamento en Las Palmas, en concreto en Paseo de Chil, por el barrio residencial de Ciudad Jardíon,  y fijar aquí su residencia principal -todo lo estable que puede ser el domicilio de un profesional del ajedrez que viaja durante gran parte del año-. Además, se incorporó como primer tablero al Caja de Ahorros de Las Palmas, equipo que acababa de perder al MI Ricardo Calvo, y que deseaba continuar siendo competitivo frente a su gran rival, el equipo madrileño del Schweppes del MI Román Torán.

Pero Larsen además fue contratado para impartir enseñanzas a los juveniles -especialmente los de Arucas y Las Palmas, yo mismo recibí clases-, dio numerosas simultáneas, participó de la vida del club, y se convirtió en fin en el gran faro del ajedrez canario de esos años. Eso sí, como él mismo señaló años más tarde, ya residente en Argentina y casado con su segunda esposa, de esa nacionalidad, a pesar de dominar numerosas lenguas y ser sin duda ciudadano del mundo, nunca renunció a su pasaporte danés, y amaba por encima de todas esa lengua nativa: “Cuando debo pensar de modo muy abstracto, lo hago en lengua danesa”.

El principal desempeño en Las Palmas hasta su marcha en 1982 fue su participación en la mayor parte de los Torneos Internacionales Ciudad de Las Palmas, que curiosamente nunca consiguió ganar, si bien quedó varias veces en segundo lugar, así como en un Ciudad Arrecife -que sí conquistó-, y como dije, su participación a nivel de equipos en el campeonato nacional. Militó en el Caja de Ahorros los cuatro primeros  años de este período, y con la crisis de ese equipo se incorporó sucesivamente al U.D. Las Palmas y al Nifsa, donde disputó en 1981 su último torneo en escuadras insulares. En 1982, aunque formalmente seguía fichado por el Nifsa, ya no acudió al campeonato de España, y ese mismo trasladó su residencia a Buenos Aires. El Nifsa desapareció a fines de ese mismo año, tras un escándalo financiero de su responsable y huida de la justicia.

El último torneo que disputó Larsen en Las Palmas en este período fue el Interzonal de 1982. Curiosamente, en esta ocasión no era preciso vencer, ya que se clasificaban dos jugadores para los match de candidatos al título mundial… Pero el maleficio de Las Palmas continuó, y Bent dejó escapar los primeros puestos. Poco después, tras haberse divorciado de su primera esposa a fines de los años 70,  trasladó su residencia a Argentina, para vivir con su nueva novia Laura Benedini. Se desvinculó también de los equipos grancanarios. La etapa de mayor vinculación de Bent Larsen con Las Palmas había terminado.

Veamos lo más destacado de su participación en Canarias en estos años.

2. 1974-1977: Los años con el equipo Caja de Ahorros.-


Larsen en 1974 en Canadá


1974: A comienzos de año se anunció a bombo y platillo que Larsen, aún en lo más alto de la escala profesional del ajedrez -pese a su eliminación en el Interzonal de Leningrado en 1973-, se residenciaba en Las Palmas, y se incorporaba al club Caja de Ahorros. La noticia fue un gran impacto en el mundillo local, ya que a pesar de que ya se celebraban torneos internacionales, ningún maestro de su renombre, un "top ten", se había vinculado nunca al ajedrez canario hasta entonces. Y Larsen no se limitó a residenciarse en Las Palmas como base para su actividad profesional como gran maestro, sino que se implicó absolutamente en el ajedrez local, incorporándose a sus equipos, impartiendo clases a sus jugadores, exhibiciones varias y regulares, etc. etc. Percibió por ello una retribución relativamente modesta, 200.000 ptas. al año, mucho menos de lo que podía cobrar en otros países europeos. Pese a todo, no por ello dejó de haber murmuradores, especialmente cuando la oposición a la Federación empezó a hacerse fuerte a fines de los años 70.


Yendo al detalle cronológico, entre febrero y marzo disputó numerosas simultáneas en la isla, así como en Lanzarote. En estos años se intentaba dar cancha a los nuevos jugadores, así que las habituales simultáneas con reloj a la élite se sustituyeron por otras donde participaban los juveniles y jugadores de primera únicamente. Yo mismo participé en varias de ellas, el 4 y el 6 de febrero. Perdí las dos, aunque en la primera tuve opciones de igualdad. 

Moyano,R - Larsen,B [B40]
Simultanea 20 tab. con reloj, 04.02.1974
[BG,Alfredo]

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 Ab4 6.e5 Cd5 7.Dg4 Rf8 8.Ad2 d6 9.Cxd5 Axd2+ 10.Rxd2 dxe5 11.Cb3N 11...exd5 12.Dg3 Cc6 13.Td1 Ae6 14.Ab5 Df6 15.Rc1 Tc8 16.The1 Cb4 17.Td2 a6 18.a3 Cxc2 19.Txc2 Txc2+ 20.Rxc2 axb5 21.Dxe5 (21.Txe5 era interesante, y daba igualdad probablemente.) 21...Dxf2+ 22.Rc1 Re7 23.Cd4 Tc8+ 24.Rb1 Df6


 25.Cf5+? (Error decisivo, aún con 25.Dxd5 se llega a la igualdad) Rd8 26.Dd6+ Ad7 27.Df8+ Rc7 28.Dc5+ Rb8 29.Dd6+ Dxd6 30.Cxd6 Tc6 31.Cxf7 Af5+ 32.Ra2 d4 33.Te8+ Ra7 34.Ce5 Tc5 35.Cf3 d3 36.Td8 Ae6+ 37.Rb1 Af5 38.Ra2 Ae4 39.Td4 Tc4 40.Td7 Tc2 41.Ce1 Td2 42.Rb3 Rb6 43.Rc3 Te2 44.Cxd3 Txg2 45.h4 Tg3 46.Rd2 Txd3+ 47.Txd3 Axd3 48.Rxd3 Rc5 49.b3 Rd5 50.Re3 g6 51.Rf4 h6 52.Rg4 Re4 53.a4 b4 54.a5 Rd3 55.Rf4 Rc3

0–1


También dio numerosas simultáneas fuera de la capital. Parece que corresponde a una de esta época en Gáldar la que le enfrentó en la plaza de Santiago al mítico Salvador Quintana "Borito", el gran iniciador del ajedrez galdense, y fundador del club Caballo Negro -luego Caballo Blanco, por el Apóstol Santiago, patrón de la ciudad-. Borito, cubano de padres canarios que se había afincado en la isla en los años 30, obtuvo tablas:






Larsen realizó declaraciones muy agresivas, indignado tras su eliminación en el interzonal de Leningrado, donde consideró que la Fide, con su presidente Max Euwe al frente, había permitido manipulaciones de la Federación rusa. Amenazaba con no jugar más interzonales. El temperamental Larsen se calmaría afortunadamente poco después.

En primavera, Larsen regresó para disputar el III Internacional Ciudad de Las Palmas. Se le señalaba esta vez como el principal favorito, pero tras una victoria sobre Kavalek en la primera ronda, perdió dos partidas seguidas, lo que dañó su confianza, perdiendo varias partidas más. Acabó en un sorprendente séptimo puesto únicamente.

Y nuevamente regresó en verano, para concentrarse con la plantilla del Caja de Ahorros y preparar el campeonato nacional. La rivalidad con el Schweppes estaba servida. Pero a pesar de la fuerza del equipo canario, la plantilla del equipo madrileño era más equilibrada. En una revista danesa Bent comentó en 2008 (Skakabladet) que el Caja de Las Palmas en ese año aún no estaba suficientemente listo para batir al Schweppes. Larsen recordaba el hotel alicantino "en una buena cadena" -era el Meliá- y cómo la piscina estaba en la segunda planta y a veces salpicaba el agua hasta recepción... Larsen era la gran estrella del torneo en Alicante, y aunque tuvo una buena actuación, (7,5/9, con sólo una derrota ante Pomar y tablas ante Hernando) los canarios no pudieron evitar el triunfo del Schweppes, cimentado en los 9 puntos que obtuvo el cuarto tablero del equipo madrileño, J.M. Bellón. Lezcano destacó la humildad de Bent, que a pesar de jugar un torneo que estaba muy por debajo de su nivel, se implicaba a fondo con el equipo, y no abandonaba la sala de juego hasta que acababa el último tablero. Bent comentó en la citada revista danesa en 2008 una partida hasta ahora no conocida en España, su victoria en minautura sobre Jesús Díez del Corral, que cometió un grave error que le costó pieza.


A pesar de que Larsen jugaba aperturas originales,  y su apartamento era una montaña algo desordenada de publicaciones sobre ajedrez, en realidad era muy disciplinado. Creía que no podía triunfarse en ajedrez sin un trabajo duro de preparación. No dejaba de incurrir en contradicciones: él, que siempre defendió el autodidactismo y nunca utilizó entrenadores -afirmaba que su mujer era su único ayudante-, sin embargo imponía gran severidad en las sesiones de entrenamiento del equipo Caja, lo que le llevó al año siguiente a tener problemas con un jugador talentoso pero poco dado al estudio como era el ex campeón de España Angel Fernández. Por otro lado, no siempre predicaba con el ejemplo, ya que su excesiva dedicación al periodismo ajedrecístico le mermaba preparación, su estilo psicológico, nervioso y demasiado optimista la procuraba numerosas victorias, pero también inesperadas derrotas. Así sería siempre.

1975:  Cuando comienza 1975, Larsen está completamente integrado en la vida del ajedrez canario.  Es ya uno más, se deja ver por el club Caja con frecuencia, departe con jovialidad, sigue preparando a los jóvenes y al primer equipo… El aruquense José García Padrón empieza a destacarse ya como su mejor alumno. A nivel de torneos, se inscribe en el IV Ciudad de Las Palmas, y comienza a disputarlo, es ya la tercera participación de Bent. Pero esta vez, ante la sorpresa de todos, se le ve serio, introverso; tras acabar su partida de cada tarde no charla con jugadores y aficionados en la sala de análisis, sino que se retira rápidamente a su habitación. Poco después comunica su retirada del torneo. La explicación: su esposa Lizzie tiene una grave enfermedad hepática. Afortunadamente, pocos días después ha salido de peligro, aunque tendrá que someterse posteriormente a una operación quirúrgica. Y Bent, ya más relajado, cambia su condición de jugador por la de cronista para la revista Ajedrez Canario, donde en extenso reportaje comenta las incidencias del certamen (A.C.  46-47, victoria de nuevo de Ljubo). Fue este precisamente el torneo en que participó Angel Fernández, ávido de enfrentarse a su ídolo M. Tal. Con Tal le fue mal, pero arrancó unas sonadas tablas a Petrosian. Aun así, el siempre directo Bent criticaría en la revista la escasa preparación de aperturas de Angel. Meses después, la relación entre el capitán del Caja y uno de sus jugadores emblemáticos acabaría en bronca, y aceleraría la retirada de Angel del ajedrez de competición.


Saque de honor en el tablero Larsen-Tatai, antes de que el danés se retirara del torneo por enfermedad de la esposa de Larsen


Bent, tras finalizar el IV Ciudad Las Palmas de su retirada, continuó sus exhibiciones de simultáneas en la isla y los entrenamientos. Yo, que ya estaba semirretirado estudiando en la Universidad de La Laguna (Tenerife), pude resarcirme de mis derrotas de 1974 obteniendo unas tablas y una victoria en mis dos últimas luchas con el genial maestro. Como curiosidad ofrezco esa partida también.

Moyano Garcia,Ricardo - Larsen,Bent [B81]
Simultanea sin reloj Patalavaca, Las Palmas, 28.03.1975


1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 d6 6.g4 h6 7.g5 hxg5 8.Axg5 a6 9.Ag2 Db6 10.Dd2 Cc6 11.0–0–0N 11...Ad7 12.f4 Cxd4 13.Dxd4 Dxd4 14.Txd4 Ac6 15.a4 Cd7 16.f5 e5 17.Td2 Ae7 18.h4 Axg5 19.hxg5 Txh1+ 20.Axh1 Re7 21.Th2 b5 22.Th7 Tg8 23.a5 b4 24.Ca2 Cc5 25.Cxb4 Axe4 26.Cd5+ Rd8 27.Axe4 Cxe4 28.Th4 Cxg5 29.Tb4 Rd7 30.c4 Th8 31.Tb7+ Rc8 32.Tb6 Ce4 [Era mejor ...Th1+ o Th4 con posición ligeramente mejor para el blanco.33.Txa6 Th1+ 34.Rc2 Th2+ 35.Rb1 g5 [Por la presencia de su caballo en e4 el negro ya no puede presionar sobre c4, y el blanco domina a placer el flanco de dama.] 36.Tc6+
... Rb8 37.Tb6+ Ra7 (Ahora una sencilla maniobra de caballo deja al negro indefenso) 38.Cb4 Th8 39.Cc6+ Ra8 40.a6 Tc8 41.a7 Txc6 42.Txc6 g4 43.Tc7 [Más sencillo era 43.Rc2, g3 44.Rd3, g2, 45.Tc8+] 43...f6 [Más resistencia daba 43...Cg5 44.Tc8+, Rxa7 45.Tb8,f6 46.Tg7+, Rb6 47.Tg6!. Aunque las blancas también tienen ventaja con la más sencilla 44.f6.44.Tg7 g3 45.Tg4 Cd2+ 46.Rc2 Cf1 47.Rd3 1–0




Cuando llegó el campeonato de España por equipos, jugado en Barcelona, se comprobó que Larsen arrastraba problemas. Al parecer estaba entrando ya en una situación de crisis matrimonial -no sólo por los problemas de salud de Lizzie, sino también por la propia relación de pareja-.  Se llegó a pensar en que Bent no jugara todas las partidas, pero era impensable no contar con él. Lo cierto es que sólo obtuvo el 55% de los puntos, sufriendo dos derrotas con Ochoa y Antonio Medina -aunque está vez ganó en buena partida a Ponar- y cediendo cuatro tablas. Había relegado al banquillo de los suplentes a Angel Fernández, en beneficio de Fraguela, y Angel le respondió ganando las dos únicas partidas en que fue alineado. Bent no entendía que Angel faltara a las sesiones de entrenamientos, o que calificara el ajedrez como un mero juego de habilidad… Los malos resultados de Bent o su mal humor puntual no deben sin embargo reducir un ápice la figura del gigante danés; y por supuesto, en la polémica con Angel, era Bent el que tenía razón, aunque quizá pudiera haber templado su castigo. El Caja este año sólo pudo quedar en cuarto lugar de la clasificación.

1976: Fue un año de total vinculación de Larsen con Las Palmas. Además de las típicas sesiones de simultáneas, entrenamiento, etc., Bent disputó de nuevo el Ciudad de Las Palmas (IV edición) y fue el año que estuvo más cerca de ganarlo, ya que a falta de una ronda, tras el pinchazo de Geller, se situó líder con medio punto de ventaja. La desgracia se cebó otra vez con el danés, batido por Hubner en la última ronda, y superado por el soviético. Aún en los años 90 Bent recordaba ese infortunio.

Veamos sin embargo una bonita victoria de Bent contra el canario J.M. Fraguela:

Fraguela Gil,Jose Miguel (2380) - Larsen,Bent (2625) [A04]
V Torneo Int. Ciudad de Las Palmas Las Palmas (2), 05.04.1976

 1.Cf3 b6 2.b3 e6 3.Ab2 f5 4.e3 Cf6 5.Ae2 Ab7 6.c4 a5 7.0–0 a4 8.d3 axb3 9.axb3 Txa1 10.Axa1 Ab4 11.Cc3 0–0 12.Ca2 Ad6 13.Ac3 Cc6 14.b4 Ce7 15.Cc1 Cg6 16.Cb3 De7 17.Dd2 Cg4 18.g3 h5 19.c5 bxc5 20.bxc5 Axc5 21.h3 Cf6 22.Cxc5 Dxc5 23.Ab4 Dd5 24.Axf8 



24...Ce5!! 25.e4 Cxe4 26.De3 Cd2 0–1



 Eso sí, al menos logró ganar el único torneo cerrado en Canarias de su palmarés, al vencer en el Ciudad de Arrecife, donde pinchó sin embargo con Bellón y con su alumno José García Padrón. En el estilo de Larsen, las derrotas puntuales eran una constante, que compensaba con su gran cantidad de victorias.  Poco después se impuso con brillantez en el interzonal de Biel, y, claro está, se implicó de nuevo en el campeonato de España por equipos con el Caja de Ahorros. A la tercera fue la vencida, y esta vez el Caja logró imponerse al Schweppes madrileño, que sólo fue cuarto. El éxito no se basó realmente en un resultado espectacular de Bent, que nuevamente perdió dos partidas -con Orestes Rodríguez y otra vez con Pomar, como en 1974-, sino en el equilibrio de sus cuatro tableros, con Visier, J. García Padrón y Fraguela. Todos obtuvieron los mismos puntos. Bent, en este torneo, buena o mala forma aparte, no brillaba nunca demasiado, no sólo por su tendencia a arriesgar, sino por su característico optimismo, que según me contó el propio José García Padrón, le llevaba a jugar demasiado superficialmente con jugadores que consideraba inferiores a él. No deja de ser curioso que Bent recomendara al propio García Padrón que jugara contra todos “como si fueran grandes maestros”, y no se aplicara ese mismo consejo. El mismo lo reconocía: “—Bueno, yo siempre juego para ganar y se que dentro del desenlace de una partida puedo ser vencido. Además mis vencedores lo fueron muy. merecidamente, en partidas en las que yo tal vez jugué con mucho optimismo.”


Larsen lideró el Caja de Las Palmas en 1976, equipo que repetiría el éxito de 1973, primer triunfo de Bent en Las Palmas.



 1977: En este año se produjeron grandes cambios en el ajedrez canario, con el cese del valedor financiero del club Caja, Marerro Portugués, al frente de dicha entidad, y el consecuente  abandono de Fernando Visier de su residencia en Las Palmas, así como el cierre de la revista Ajedrez Canario/Ajedrez 6000 a fines del año. Pese a todo, Bent jugó con más estabilidad ese año, una vez resuelto el problema sentimental que arrastraba -al parecer, 1977 fue el año de su divorcio de Lizzie, aunque algunos lo sitúan en 1978-. A nivel competitivo, disputó el VI Ciudad de Las Palmas (del que hasta ahora sólo había estado ausente en la edición de 1973), y nuevamente quedó segundo, aunque esta vez el campeón del torneo lo era del mundo, el por entonces intratable Anatoly Karpov, que distanció a todos sus rivales más de dos puntos. Por ello, quedar segundo en esta ocasión dejó un mejor gusto al entrañable Bent.

La otra vinculación de Larsen con Canarias este año, dejando aparte las consabidas exhibiciones y sesiones de simultáneas, que de todos modos empezaron a disminuir estos años, fue la disputa por cuarta y última vez con el Caja del campeonato de España por equipos. Volvía el torneo a Alicante, y era mi bautizo en ese torneo defendiendo los colores de otro equipo de Las Palmas, el Condal. Así que traté más a Bent, en las animadas sesiones nocturnas de partidas rápidas, en que Larsen se reía, charlaba con todos desenfadadamente, se bebía un par de whiskys, y nos ganaba con facilidad 5 minutos contra 1.

En la competición, felicidad también: aunque Bent repitió la puntuación de 1974, 7,5/9, y como siempre, se dejaba algún punto entero, esta vez con Joan Pomés. Pero lo más relevante es que el Caja obtuvo de nuevo el campeonato de España. El problema fue extraajedrecístico: Román Torán, que ni siquiera estaba en Alicante presenciando el torneo, y Eduardo Pérez, que jugaba por el equipo catalán del Español, publicaron en prensa supuestos conciertos entre el Caja y el Maspalomas -otro de los tres equipos de Las Palmas- para beneficiar al Caja, lo que era totalmente infundado. Bent montó en cólera, y se negó a recibir el trofeo final si no mediaba una disculpa pública. Nuevamente, como en otras ocasiones, Larsen tenía toda la razón en el tema de fondo, aunque sus formas no fueran las más diplomáticas. Finalmente, el presidente de la Federación contemporizó y  Bent aceptó subir a la tribuna…


Solucionados los problemas, Larsen recogió el trofeo al mejor primer tablero 1977


         Bent se había hecho ya gran amigo de muchos jugadores canarios, en particular del cronista de prensa y federativo Andrés Armas, de Eligio Quintiero, y de Juan Rafael Betancort. Con ellos compartía muchas noches de charlas y partidas de “blitz” en su casa:

         -(Andrés Armas): El apartamento que Larsen tuvo en Ciudad Jardín entre 1974 y finales del s. XX lo compró con un crédito que le facilitó la Caja de Ahorros cuando fichó por el club. Cuando entrabas en ese apartamento parecía que lo hacías en una capilla de sabor ajedrecístico, muchísimos libros de ajedrez, varios tableros con determinadas posiciones, una vieja máquina de escribir donde Bent escribía sus numerosos artículos de prensa y de revista, publicaciones especializadas, y claro está, su talento como gran sacerdote de aquel templo. Había también, recuerdo, relojes de varios modelos, y un sinfín de trofeos, así como los ejemplares de los rotativos europeos en los que colaboraba, con ese estilo tan original e innovador que tenía. Solíamos echar horas de partidas rápidas por parejas, una pareja era Juan Rafael Betancort y Eligio contra Bent ¡y yo!, y otra a veces Joaquín Sarrautte… Incluso José Miguel Fraguela aparecía a veces. Y las sesiones duraban nada menos que hasta las cuatro o cinco de la madrugada. Conocí claro a su esposa Lizzie, su primera esposa, que era profesora de inglés, recuerdo que me corregía fallos de pronunciación cuando yo hablaba en inglés… Una gran afición de Larsen era la política, le encantaba hablar de política, y en esta fase efervescente de la transición española era un tema recurrente también. Yo diría que su pensamiento era socialdemócrata, como el de Lizzie, su esposa hasta su divorcio allá por 1977-78.

         Bent continuó pues en este año su relación con Las Palmas, lo que le permitía su ajetreada vida de profesional del ajedrez disputando torneos y exhibiciones por todo el mundo.  Pero tras la dimisión de Marrero empezaron a sonar voces críticas de la  “oposición”, cada vez más crecida. Se decía que la labor de Bent era muy costosa, y el propio Larsen tuvo que salir al quite afirmando que sólo percibía 200.000 ptas. Al año, de las cuales la mitad era por su labor en la revista Ajedrez Canario, y que esa cifra era la mitad de lo que cobraba por el mismo trabajo en publicaciones nórdicas.


         3. 1978-1979. La crisis financiera y los cambios de equipos: el U.D. Las Palmas.-

         1978: Sin embargo, al llegar 1978, las cosas empeoraron con el cierre de la revista, y el recorte de fondos al ajedrez por parte de la Caja y de las instituciones. El equipo Maspalomas logró entonces una subvención del equipo de fútbol y tomó el nombre de U.D. Las Palmas. Lo cierto es que la subvención, de 400.000 ptas., nunca se pagó, pero el reclamo sirvió para que Larsen o Fraguela cambiaran de equipo, a fin de cuentas eran profesionales, y se alinearan con la nueva apuesta del ajedrez canario. Lo que multiplicó las críticas a su vez. Muchos no entendían que el dinero se gastara en fichajes extranjeros, en vez de una labor de apoyo al ajedrez local. El típico debate entre cantera y celebridades…  También, lógicamente, en el club Caja escoció que Bent abandonara el equipo que le había traído hasta Las Palmas, pero es obvio que se trataba de un profesional cotizado que no podía jugar por amor al arte.

         La participación de Bent con el ajedrez canario se ciñó pues este año a su nueva participación en el Ciudad de Las Palmas, y al campeonato de España por equipos, ahora con el U.D. Las Palmas. En el primero, cuya nómina se había recortado también sensiblemente, era el favorito, pero una vez más no tuvo éxito, perdiendo varias partidas -con el mismo José García Padrón, con quien siempre jugó a ganar o perder... y ganó cuatro veces y perdió dos, o el cubano Román Hernández- siendo superado por el húngaro Sax. En cambio, en el campeonato por equipos, repitió el éxito ahora con el nuevo conjunto, y fue la única ocasión en que Bent no sorprendería con ninguna derrota: obtuvo 6,5/8 cediendo solamente tres tablas.

          En este año Bent recuperó la barba y bigote que le había caracterizado muchos años atrás...

          
José García Padrón logró derrotar esta vez a su maestro, 1978


           

     
Larsen en Lanzarote posiblemente en 1978, foto cortesía de Antonio Martín

         1979: La crisis financiera que atravesaba el ajedrez canario se reflejó lógicamente en una menor presencia de Bent en el ajedrez de Las Palmas. Bent no participó en el campeonato por equipos, al coincidirle con el Interzonal, y esta ausencia resultó dolorosa, porque el U.D. Las Palmas -reconvertido en el Mercantil- batió el record insólito de pasar en un año de campeón a colista, descendiendo a segunda categoría. (Al año siguiente ni siquiera se presentó a defender su plaza, desapareciendo). Este año 1979 quedó inédito en la presencia de Bent en Las Palmas, ya que tampoco disputó, ausente por segunda vez, el Ciudad de Las Palmas. El Internacional empezaba a sufrir el recorte de presupuesto, y ya no resultaba demasiado interesante para Bent, reclamado desde torneos relevantes en todo el mundo.


         4. 1980-1982: Hacia el fin de la residencia  en Las Palmas: la frustada aventura del Nifsa, una estafa filatélica, y el adiós a la residencia.-

         1980-1982: En 1980 , con la grave crisis que afrontaban los equipos canarios, Larsen se desvinculó de ellos, de hecho su equipo el U.D. Las Palmas desapareció y ni siquiera defendió su plaza nacional. Tampoco disputa el Ciudad Las Palmas. No obstante, no deja de acudir esporádicamente a su vivienda en Las Palmas a mantener el contacto con el ajedrez canario y sus amigos, a descansar e impartir simultáneas. Es un Larsen social, en febrero está por Las Palmas, y regresa a fines de año, comparte ágapes donde habla de lo divino y lo humano… saluda al nuevo director de la Caja, da unas simultáneas, en teoría organizadas para la plantilla del Caja B Las Palmas, aunque jugaron otros jugadores de distintos equipos. Sólo el jovencísimo Ernesto Solana, por entonces de 14 años, pudo entablar -puede verse la partida en la base de datos, cortesía del jugador, habitual colaborador de este blog-. 

        En lo competitivo, parece que la presencia de Bent en el ajedrez canario se haya interrumpido, por la dificultad financiera, Pero justo ahora, en 1980, se produjo la entrada en el mundo del ajedrez de un empresario andaluz, José Luis Patiño Chicón, que pareció que podía reverdecer los laureles de los años 70 como nuevo mecenas.

     Y así fue, brevemente al menos, aunque al final detrás del brillante empresario existía, según el dictamen judicial, todo un estafador. Patiño había fundado en Las Palmas y Tenerife una empresa de inversión filatélica, Nifsa S.A., en 1979, tras dedicarse unos años a la gestión de bonos bancarios. El empresario, de buena presencia y dotes de comunicador, se fijó como objetivo publicitario tener un potente equipo de ajedrez, se hizo con los servicios de alguno de los mejores jugadores insulares -Fraguela, Sergio Cabrera, etc.- y en poco tiempo el Nifsa ganó el campeonato provincial. Pero Patiño quería mucho más, un equipo en categoría nacional, así que se desplazó a Linares para fichar a Bent Larsen en pleno torneo internacional. Bent se sumó encantado a lo que en realidad eran cantos de sirena de un temerario o un embaucador, según se mire.


José Luis Patiño, vicepresidente de la Federación de Las Palmas y presidente de Nifsa, en 1981


     La trayectoria de Nifsa duró solamente tres años: la empresa alquiló una lujosa sede en la mejor calle de la ciudad, ofrecía rendimientos de hasta el 20% por la inversión en sellos, muy por encima de lo ofrecido por los bancos, y Patiño llevaba un tren de vida elevado, que pronto empezó a levantar sospechas, por el libramiento de cheques impagados y tarjetas de crédito sin  fondos…  Pero eso llegaría a fines de 1982. Por ahora, en 1981, el objetivo del Nifsa era clasificarse para la segunda nacional, y  Bent se avino incluso  a jugar la última eliminatoria de acceso contra el Labradores de Sevilla. El Nifsa se clasificó. Patiño apuntaba a que en un año podrían incluso ser campeones de primera división… El nuevo empresario se incorporó además a la Federación Provincial, y Larsen, tras dos años ausente, se animó a disputar de nuevo el Internacional Ciudad de Las Palmas, esta vez en formato sextangular. El favorito era Korchnoi, que estaba a punto de disputar el campeonato del mundo contra Karpov, pero quien venció fue el holandés Timman. Larsen, fiel a su tradición en Las Palmas, fue segundo, logrando una relevante victoria sobre el ex soviético pero perdiendo con el vencedor del torneo. Como anécdota de este sextangular, me relató uno de sus organizadores, el federativo Jacinto Quevedo, que del consulado ruso llegaba todas las noches un motorista para solicitar copia de la partida de Korchnoi, que remitía por télex a Moscú para que Karpov preparara el inminente match contra el odiado desertor. En agradecimiento, al final del torneo, Quevedo recibió un curioso regalo, un curso de ruso en vinilos…

         En verano, Bent no tuvo inconveniente en jugar en segunda división nacional abanderando las huestes del Nifsa. El equipo tuvo un paseo militar por la categoría, pero no Bent, que ni siquiera en segunda división dejó de hacer de las suyas. Y si en primera había perdido con jugadores de renombre, como Medina, Pomar, u Ochoa, en esta ocasión fue batido nada menos que un desconocido jugador gallego, Sardina, además de por el correoso campeón de Valladolid, Roberto García Lafuente. Larsen, que en primera tenía ya tendencia a jugar con superficialidad, en segunda alcanzó lo que Bellón calificó como “desprecio al rival”. Larsen siempre era Larsen, y su exagerado optimismo y juego nervioso -por usar las calificaciones de Karpov sobre el danés- se manifestaban especialmente en ese tipo de torneos menores. Curiosamente, su humilde rival gallego tenía sobre la mesa el libro “Yo juego para ganar” de Bent para pedirle una dedicatoria. Pero, como diría jocosamente el director de Jaque José María González, a veces parecía que el danés jugaba también para perder. Sobre la partida con Sardina corrieron muchas leyendas urbanas, una de ellas, que su atemorizado rival había ofrecido tablas al gran maestro, y éste le había dicho: “¡No! ¡Tienes posición ganadora!”. La realidad es que la idea de ofrecer tablas sólo estuvo en la mente del modesto jugador gallego, el cual se levantó para consultar con su capitán, y fue éste el que le dijo veía la posición muy favorable y no era el momento de ofrecer tablas.


         En 1982 Bent visitó  Las Palmas  en enero para pasar unos días, paseó por la playa de Las Canteras, jugó a cinco minutos en el parque Santa Catalina ante sorprendidos jugadores locales y turistas...  Uno de los jugadores era mi hermano Armando.

       -Jugaba a un minuto contra cinco, y nos ganaba. A mí me ganó contra mi gambito del Volga. Me dijo: "Es fácil, ganas el peón del gambito, cambias piezas, y triunfas con el peón de más". Fue la única vez que le vi, aparte del torneo interzonal que había jugado meses atrás en Las Palmas.

    
Bent Larsen con barba de nuevo, enero 1982 jugando a cinco minutos en un parque de Las Palmas
    Pero lo más relevante ese año es que Las Palmas consiguió un gran éxito al celebrar en su capital, en primavera, uno de los dos Interzonales de ese año. Patiño había alcanzado la vicepresidencia de la Federación y desde su poderoso Nifsa ofreció una subvención de 1.500.000 de ptas. para la financiación. Pero antes, a comienzos de año, en Mar del Plata se había celebrado el tradicional torneo internacional, en que había participado Bent. Y allí se produjo un inesperado flechazo con una abogada argentina divorciada como él, Laura Benedini. Cuando Bent llegó a Las Palmas para participar en el interzonal, el idilio era “vox populi”, pero Larsen, siempre celoso de su vida privada, se negó a comentar nada en público. El interzonal fue un nuevo fracaso en Las Palmas de Bent: se clasificaban dos jugadores para los match de candidatos, pero las plazas las coparon el veteranísimo Smyslov y el húngaro Ribli. Larsen se mantuvo en los puestos de cabeza al principio, pero la suerte cambió tras la inesperada derrota con Mestel; Bent perdió confianza, como le sucedía a menudo, luego sufrió varias derrotas más en las rondas posteriores y quedó relegado. Aunque entonces no pudo valorarse así, fue realmente el final de su más estrecha relación con Las Palmas: dada la situación de crisis que padecía Argentina, en los últimos coletazos de la dictadura militar tras la guerra de las Malvinas, llegó a plantearse traerse a su novia y a los hijos de ésta a Las Palmas, pero finalmente la decisión fue la contraria, fue él quien se fue a vivir con Laura al extrarradio de Buenos Aires. Consolidada la relación con la argentina, sería ya su último domicilio hasta su muerte en 2010.


    Veamos una foto tomada por  mi hermano en el Interzonal:

         
Larsen en el interzonal 1982 en Las Palmas, foto cortesía de Armando Moyano


         Supuestamente, Bent tendría que haber disputado aún el campeonato de España por equipos en primera división con el NIfsa. Pero el torneo coincidía con un compromiso internacional de Larsen en Tillburg. Y probablemente, también por entonces ya era llamativa la falta de solvencia de José Luis Patiño, y Bent ni se planteó renunciar al torneo -donde por cierto, quizá preocupado por la situación argentina, perdió nada menos que seis partidas-. El Nifsa sustituyó a Larsen por Díez del Corral en el primer tablero, pero sólo pudo quedar cuarto. Ahí terminaría la aventura del club filatélico: Apenas unos meses después, en navidades de 1982 se produjeron hechos sorprendentes: la prensa anunció que el empresario José Luis Patiño se había dado a la fuga en unión de su esposa, vaciando las cajas de la sede de Nifsa de los depósitos de sellos y dinero. Años después sería apresado y condenado. A diferencia de otras estafas filatélicas, que se revelaron con mayor lentitud, la de Nifsa explotó en apenas cuatro años de vida de la sociedad. Era una estafa piramidal, realmente: se ofrecían enormes rendimientos por la revalorización de los sellos, y como éstos no llegaban, el único modo de cumplir con los inversores era captar nuevos clientes. Hasta que la pirámide dejaba de crecer. Imposibilitado de cumplir con sus contratos, Patiño optó por poner tierra de por medio llevándose efectos valorados en 35.000.000 de ptas. Nifsa se declaró en concurso de acreedores, y el equipo de ajedrez desapareció.  

      Para entonces, Larsen ya no vivía en Las Palmas, aunque seguía manteniendo su apartamento, y la etapa de su intensa relación con la Federación provincial había terminado. Aún regresó a fines de 1982 para su típico período de descanso: saludó a amigos, visitó la redacción del nuevo periódico Canarias 7, jugó unas partidas a cinco minutos en el parque Santa Catalina, departió con su buen amigo Andrés Armas por la playa de Las Canteras... Hizo unas interesantes declaraciones. Descartó las noticias que situaban próximamente a Fischer jugando en Tenerife ("¿Ah sí? Como no se sea para jugar un match con el maestro Hugo Rubio..." -Hugo era un simpático jugador tinerfeño que había vivido esos años en Las Palmas, se las daba jocosamente de gran jugador, y tenía buena relación con Bent), se lamentó de sus derrotas en el interzonal de 1982, y descartó que pudiera publicar algún día sus memorias: "Prefiero seguir con mis numerosos artículos, que los lee mucha gente; los libros no los lee casi nadie". 

     En adelante, ese sería el tipo de visitas de Bent, Canarias como lugar de descanso y para tener un poco de vida social. En lo ajedrecístico, la huella del gran jugador en danés en la isla empezaría a desvanecerse. No sería hasta diez años después, 1992, cuando pudiera a verse a Bent, ya casi como un turista más, jugar de nuevo un torneo oficial en Las Palmas, en formato menor de Open: sería el Open Internacional Corte Inglés. Pero la etapa que se abre a partir de 1982 la contaré en el último artículo de esta serie.



Larsen visita el periódico Canarias 7 octubre 1982



     

     Remito al lector a la base de datos de partidas de Larsen relacionadas con Las Palmas, que ya anexé en el primer texto de esta serie:

Larsen en Canarias Base de datos 1969-1998