jueves, 27 de octubre de 2016

Ajedrez en El Hierro 1984

Ajedrez en El Hierro 1984


Estos dias me llegan noticias del renacer del ajedrez en la isla de Hierro, la más pequeña y occidental del archipiélago... Vuelvo la vista atrás, y recuerdo momentos felices de los años 80, cuando vivia alli, tan joven como despreocupado. Y coincidiendo con que es precisamente ahora cuando he indagado algo sobre el renacer del ajedrez en Gran Canaria en los años 1950 de la mano de Pierre Dumesnil, pienso que por un breve tiempo intenté sin saberlo ser el Dumesnil de esa querida isla. De forma modesta, claro, promoviendo clases, torneos y simultaneas. Lo clasico.. Fue solo una gota de agua en un oceano. Tras mi marcha a Las Palmas desee que mis iniciativas tuvieran continuidad, y espero que asi fuera, pero lo ignoro; las veces que volvi de visita no tuve constancia de nuevos empeños, y es solamente ahora cuando he tenido noticia de que se han celebrado  torneos serios organizados por un nuevo club, el Jaque Mate. Desde aqui quiero desearles, por supuesto, el mayor de los exitos. Si luchar por el ajedrez en Canarias es ya dificil, mas lo es en las islas de la a veces olvidada periferia.


Estuve destinado profesionalmente en Valverde durante un año y medio, entre abril de 1984 y agosto de 1985. Aunque estaba ya algo alejado de los tableros de competición, me mantenía como jugador por correspondencia, aunque las cartas tardaban bastante en llegar a la isla (comunicada sólo por barco y por dos o tres aviones diarios de hélice que entonces como hoy no entraban en la diminuta pista cuando hacía algo de viento; la cancelación de los vuelos nos dejaba sin prensa diaria y con una sensación de aislamiento robinsoniana…).


Valverde del Hierro


La vida era apacible en esa isla de bosques de sabinas retorcidas, de calas de mar bravo y profundo de un intenso azul, de escasas carreteras, de gentes amables y defensoras de su identidad y de su modo de vivir.

Había mucho tiempo para todo, sobre todo para pensar y encontrarse uno mismo, para pasear por pinares, miradores espectaculares, caminos de tierra, rincones perdidos. Se podía sin demasiada dificultad llegar incluso hasta el Faro de Orchilla, el punto más occidental de España, el kilómetro cero del meridiano de Greenwich, antes llamado de Hierro. El ajedrez era una de las buenas actividades de ocio posibles, pero estaba muy poco desarrollado. El bar Fabelo de Las Palmas, años 50, podía ser el bar de los Reyes en Valverde, apenas un par de tableros de plástico donde los lugareños jugaban partiditas informales al abrigo del frío y de la neblina tan típicos del invierno de la montañosa capital herreña. Pero también jugaba en el Parador de Turismo su director Victor, que me invitaba a partidas entre café y cañas de tarde en tarde mientras suspiraba con su próximo traslado a otro parador de su tierra levantina. En ese mismo Parador se alojaría un tiempo nada menos que Joaquín Sabina, encerrado en su retiro espiritual y creativo con Javier Batanero, para componer uno de sus más famosos álbumes, “Hotel, dulce hotel”. Sabina se dejaba ver muy poco en el Parador, y aún menos fuera de él, aunque alguna vez se acercó a la barra del bar de los Reyes. Los herreños, respetuosos, no le molestaban.



Parador de El Hierro

Pensé que a ese ajedrez le faltaba organización, entré en contacto con la que era delegada insular de la Federación Provincial tinerfeña, la señorita Avila, y ella apoyó entusiastamente, junto con otro buen aficionado y enseguida amigo mío, el guardia civil Francisco García Hidalgo, la organización de un torneo “oficial” en el Casino de Valverde. Fui director de ese torneo, que no disputé, y que se tuvo que celebrar sin relojes, que no se conocían por entonces en la isla. Fue un gran éxito, y acudieron jugadores de toda la isla. Podemos considerar ese torneo un precedente del auge actual del ajedrez en la isla del meridiano.

Además, mi hermano Armando y yo dimos una simultánea en la plaza, junto al Ayuntamiento, donde estaba también el Juzgado en el que yo trabajaba. Existe una foto de esa simultánea de 1984

Simultánea en Valverde 1985 Armando y Ricardo Moyano



Los años han pasado, y todo se ha ido perdiendo en el recuerdo… Dejando constancia aquí, de alguna manera, es como lanzar al mar un mensaje en una botella. Quien sabe si algún día llegará a las costas de Frontera, de Caleta, de La Restinga, ahora que el volcán sulfuroso se ha vuelto a dormir.

https://clubjaquemateblog.wordpress.com/

 En este enlace la actividad actual en Hierro. Recientemente, este blog enlazó mi propio artículo, comparando ambas épocas:


Blog Ricardo Moyano

por clubjaquemateblog
El pasado 27 de octubre el ajedrecista Ricardo Moyano, nos menciono en una de  las entradas de su blog. Esto fue debido a que en la entrada comentaba desde los inicios hasta la actualidad del ajedrez en El Hierro.
Él fue uno de los precursores de estos mientras que nosotros somos la actualidad.Por eso el comenzaba su entrada de la siguiente manera:"Estos días me llegan noticias del renacer del ajedrez en la isla de Hierro, la más pequeña y occidental del archipiélago... Vuelvo la vista atrás, y recuerdo momentos felices de los años 80, cuando vivía allí, tan joven como despreocupado.", continuaba con su experiencia en la isla y finalizaba con la actividad actual en El Hierro.
ajedrez-1985
wp-1475559958970.jpeg

1985                                                    2016

P.D. No deja de ser curioso que el propio Pierre Dumesnil, el hombre milagro del ajedrez en Gran Canaria de los años 50 y 60, también reflotara el ajedrez en otra isla, Ibiza, en los años 70, creando un club y proclamándose campeón de la isla.

No hay comentarios: