viernes, 4 de enero de 2013

Flash sobre "Burning veneno del rock": Rafa Maeso vecino de Burning en el local del Papi



Rafael Maeso, disck jockey, tiene ahora poco más de cincuenta años, pero era muy joven cuando coincidió con los Burning en la mítica Granja del Papi.

-Os podría aportar datos de esa época oscura de los Burning, sobre todo al principio. Pues yo ensayaba con mi propio grupo en la Granja del Papi, y para mí no era otra cosa que un gran cementerio de automóviles. O a lo mejor fue en origen una granja, y poco a poco se había ido llenando de coches viejos… Ensayábamos justo al lado de Burning, allá por el 76 o 77. Recuerdo que una noche, cuando terminamos el ensayo, llaman a la puerta del local, ¡era Toño, el cantante de Burning! De los miembros  de mi grupo no lo conocía nadie , excepto  yo  que los había visto actuar en  el  Quevedo, un instituto progre de San Blas ,dónde tocaron varias veces… Terminaban siempre con “Johnny Be Good” en plan Who pero sin romper sus instrumentos, jaja, pues valían 20 veces mas que ahora...

-¿Qué te dijo Toño?

-Nos preguntó si podíamos echar un rato tocando juntos, así que  cantamos canciones de Lou Reed ,de los Rolling (cómo no) y después me contó que estaba aburrido pues sus socios estaban haciendo la mili.
-Entonces debía ser 1976, que es cuando la hicieron Risi y Johnny. Por entonces ensayaban muy poco, ya que apenas podían coincidir.

-Debe ser. Y añadió que  discográficamente  no podían hacer nada pues  les habían engañado con un contrato, en el que querían que se ablandasen musicalmente. Eso era normal en esa época .Me contó que incluso les ofrecieron putas si firmaban…….¡Alucinante!. He ensayado también al lado de los Tequila y eran los “Allman brothers” españoles… pero ellos sí cedieron. Los Burning no.  Sobre el contrato, me dijo que la compañía lo tenía congelado y que no podían irse a otra compañía.

-¿Les volviste a ver más tarde?

-La verdad es que les perdí la pista, los encuentros se limitaron a un par de ocasiones como esta hablando con Toño y tocando en plan jam, y luego les vi en conciertos claro. Y  es que enseguida dejamos el Papi, a los dos o tres meses, que por cierto no costaba 3000 pesetas en aquel tiempo …costaba ¡¡20000!! Ptas.,  y eso para estudiantes y  parados era muy caro, aunque la verdad es que siempre había algún currante en el grupo. Mi grupo hacía rock sinfónico, se llamaba Starless, y no llegamos a nada.

-¿Qué hiciste después?

-Nos fuimos a un local de Arturo Soria, donde también ensayaban los Tequila,  y vino de guitarrista Carlos Vaso, que procedía del grupo Granada pero al cabo de unos meses disolvimos el grupo y él formó los famosos “Azul y Negro”. En cuanto a mí, me fuí a Alemania a vivir unos años y excepto algunos escarceos  on grupos muy aficionados ahí termino mi carrera como cantante.

No hay comentarios: